Comparsa del Carnaval de Cádiz de 2017
Comparsa del Carnaval de Cádiz de 2017 EUROPA PRESS

Asimismo, desde el Consistorio se recuerda que se concederán licencias para la instalación de barras o mostradores a aquellos establecimientos que reúnan las condiciones favorables para ello y cumplan las bases del bando que emitió el alcalde de Cádiz, José María González, el pasado 5 de diciembre.

El Consistorio gaditano ha recordado en una nota que la instalación de barras y mostradores en la vía pública requerirá previa solicitud y autorización municipal. Podrán solicitar la autorización los titulares de los establecimientos clasificados de hostelería: las asociaciones, peñas y demás entidades sólo podrán solicitar barra exterior cuando posean una licencia de apertura que incluya una barra de bar.

La ocupación de la vía pública con mostradores sin la previa autorización municipal o el incumplimiento de las condiciones establecidas en la misma podrá dar lugar a la adopción de medidas preventivas y cautelares, como son la paralización de la actividad e incluso la retirada de las instalaciones, todo ello con independencia de las posibles sanciones que se puedan imponer.

Así, la instalación de una barra sin licencia, legalizable por la actividad del local, se sancionará con una multa de 300 euros; la reincidencia en la instalación de barras legalizables pero sin licencia, con una multa de 750 euros; y la instalación de barra con licencia, pero incumpliendo las condiciones impuestas en la misma, como por ejemplo de dimensiones, características, horario, etcétera, con una multa de entre 100 y 300 euros.

Sí se podrán colocar mostradores en el interior del local, para evitar la entrada masiva de clientes, en aquellos establecimientos que conforme a la licencia fiscal y de apertura estén habilitados para expender bebidas y/o bocadillos tales como barracas, estancos, panaderías y similares, siempre y cuando los productos en venta sean exclusivamente los permitidos por su licencia de apertura. Estos establecimientos no requerirán autorización municipal.

Queda prohibida la instalación de mostradores en establecimientos distintos a los descritos, tales como casas particulares, comercios, asociaciones, peñas, cofradías, etcétera, no contemplados en el bando, pudiéndose imponer una sanción de entre 750 y 1.500 euros.

Por otra parte, desde el Ayuntamiento gaditano se advierte sobre la venta ambulante ilegal. Para estos carnavales, el Consistorio ha concedido licencias a los seis puestos de venta ambulante que las han solicitado: tres son de algodón dulce y los otros tres de patatas asadas. Dos de estos puestos se instalarán en la plaza San Antonio, dos en la plaza Mina y los dos restantes en la plaza de la Reina.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.