Actualmente, contratar un seguro puede considerarse una tarea fácil; pero es necesario dedicarle tiempo, informarse de los detalles en profundidad y conocer las coberturas para cuando resulte necesario.

En el caso de los riojanos, de hecho, un 36 por ciento solo se informa del precio y lo que le cubre mientras que el 10 por ciento ni siquiera se ocupa personalmente del tema -delega en otras personas- y el 6 por ciento no suele leer la letra pequeña.

Un conjunto de datos que demuestra la necesidad de que las compañías aseguradoras

se pongan en la piel de sus clientes y sean capaces de transmitir la información con la suficiente claridad y transparencia.

Una vez que ya se ha contratado el seguro, casi la mitad de los riojanos (53 por ciento) revisa periódicamente las condiciones de sus pólizas y las compara con las que ofrece la competencia, dispuestos a cambiar de aseguradora (el 28 por ciento) si encuentran otra que les satisfaga más. Solo el 19 por ciento de los encuestados es "fiel" a su compañía.

AMPLIA COBERTURA, EXPERIENCIAS PREVIAS Y PRECIO

A pesar de la poca fidelidad que los riojanos muestran a sus compañías de seguros, el estudio desprende que la elección de compañía aseguradora no es una cuestión que se tome a la ligera. Muy al contrario, tienen en cuenta una serie de aspectos antes de decidirse: el 35 por ciento de los encuestados analizan las coberturas incluidas en la póliza, sus experiencias previas (25 por ciento)- factor que toma más importancia entre los mayores de 40 años-, el precio (21 por ciento) y la recomendación de terceros (9 por ciento).

Por el contrario, son la publicidad (4 por ciento), los buscadores de Internet (3 por ciento), la imagen de la empresa (1 por ciento) y la tradición familiar (1 por ciento) los aspectos que menos influyen a los encuestados, en términos generales, a la hora de decantarse por una aseguradora u otra.

En términos generacionales, los menores de 40 años son los que más acuden a Internet a la hora de informase sobre seguros, frente a los que sobrepasan esta edad, que se guían por sus propias experiencias previas. Pero también encontramos diferencias entre sexos. El estudio revela que, en este sentido, las mujeres dan más importancia que los hombres a cuestiones como las coberturas incluidas, mientras que son los hombres se guían más por la imagen de la empresa o por la información que les facilitan los buscadores de Internet.

RAZONES PARA CONTRATAR UN SEGURO

A la hora de contratar un seguro los riojanos manifiestan diferentes motivaciones. El 49 por ciento lo hace por una cuestión de tranquilidad. Le siguen la necesidad y la obligación, con un 29 por ciento y 21 por ciento respectivamente. Unos resultados que evidencian la falta de concienciación general en la necesidad de estar protegidos frente a posibles imprevistos y la responsabilidad social de las aseguradoras por trasladar el valor añadido de los seguros.

Por otro lado, cuando se trata de contratar un seguro los encuestados acuden al banco, a la gestoría y a las compañías aseguradoras.

Según Carlos González Perandones, subdirector general de Nationale-Nederlanden, "resulta fundamental ser transparentes y claros en los mensajes además de, por supuesto, conocer las inquietudes y necesidades de nuestros clientes para poder ofrecerles el mejor asesoramiento. Con este objetivo, Nationale-Nederlanden ha impulsado este estudio, para analizar en profundidad cómo se desenvuelven los españoles frente a los seguros y, por ende, las responsabilidades de las compañías aseguradoras para lograr el mejor servicio".

González Perandones añade: "a la hora de contratar un seguro resulta fundamental saber lo que se necesita y lo que se está dispuesto a pagar. Posteriormente es crucial leer la póliza completa, antes de firmarla, para conocer todos los detalles en profundidad, en caso de tener que utilizarla y de reclamar, si fuera oportuno", añade González Perandones.

SEGURO PARA EL MÓVIL, ENTRE LOS "NO CONVENCIONALES" MÁS CONTRATADOS

Si preguntamos a los riojanos por el seguro "menos convencional" que han contratado, una gran mayoría está de acuerdo en la respuesta: el de su teléfono móvil. Y es que el precio de algunos smartphones hace que las personas se planteen contratar un seguro para estar cubiertas en caso de accidente, robo o avería.

Concretamente el 24 por ciento de los encuestados -sobre todo los más jóvenes- reconoce haber contratado en alguna ocasión un seguro para su móvil nuevo. Entre las pólizas más contratadas por los españoles se encuentran, además, las ligadas al cuidado de las mascotas y a la educación de los hijos (23 por ciento y 15 por ciento respectivamente).

Hay seguros para todo y algunos son, cuanto menos, peculiares. Y es que, según el estudio, algunos riojanos contratan seguros más originales. El seguro de cancelación de boda es un ejemplo; otros, incluso, han asegurado alguna parte de su cuerpo o su colección de sellos.

El estudio refleja, por otro lado, que la pérdida de empleo o los problemas de salud son algunos de los temas que más preocupan a los riojanos en la actualidad y, en general, si pudieran contratarían una póliza para asegurar su trabajo y la salud propia o de sus familiares. Y si las emociones pudieran asegurarse, parece que los riojanos lo tienen claro, se decantarían por tener siempre cerca a sus padres (25 por ciento), mantener la misma pareja toda la vida (14 por ciento) o que nada impidiera poder disfrutar de la sonrisa de un hijo (22 por ciento).

Consulta aquí más noticias de La Rioja.