Ahorra antes de fin de año

Hacer algunas operaciones financieras ahora puede hacer que tengamos que pagar menos en la próxima declaración de la renta.
Hacer algunas operaciones financieras ahora puede hacer que tengamos que pagar menos. (Esteban).
Hacer algunas operaciones financieras ahora puede hacer que tengamos que pagar menos. (Esteban).

Si lo que quieres es pagar menos a Hacienda, ahora que se está acabando el año –natural y fiscal– es el momento de efectuar algunas operaciones relacionadas con el sector inmobiliario que reducirán, en mayor o menor medida, la factura fiscal del próximo año.

Hay varias maneras de conseguirlo. "Lo interesante es que cada persona analice su propia situación y elija la recomendación que más le convenga en cada caso", aconsejan los profesionales de la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes.

Algunos trucos

Al límite.- La base máxima de desgravación por vivienda habitual que permite el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) es de 9.015,18 euros por año y contribuyente, de la que se deduce un 15%. Lo ideal es fraccionar los pagos para acercarse cada año al límite sin superarlo y aprovechar así las deducciones.

Obras de reforma.- Las obras –en las que se incluye la rehabilitación, la ampliación y la adaptación del inmueble para minusválidos– generan deducciones del 15%, siempre que su coste supere el 25% del valor de la vivienda.

Amortizar la hipoteca.- Cuando se paga por la vivienda menos de 9.015,18 euros anuales, y siempre que el banco no cobre comisión de cancelación parcial, puede ser interesante cancelar parte del préstamo de forma anticipada para poder llegar así a deducir el tope máximo por contribuyente. Esta ventaja fiscal se duplica para los matrimonios en régimen de gananciales.

Reinvertir la ganancia.- Las personas que destinen el importe de la venta de su vivienda habitual a la adquisición de otra no tendrán que pagar impuestos por reinvertir la plusvalía, siempre que hagan esta operación en un plazo de dos años.

No vender en un año.- Si se quiere vender la casa es mejor esperar un año desde la fecha de la compra, ya que la plusvalía tributará sólo un 18%, en vez del 48% que hay que pagar si se vende antes de doce meses.

Para futuros compradores

No sólo los propietarios de una vivienda pueden desgravarse por la compra o la inversión en su primera residencia. Los futuros compradores pueden obtener importantes ventajas fiscales a través de la contratación de una cuenta vivienda.

Además de su rentabilidad, permite deducir anualmente –durante cuatro años, seis en el caso del País Vasco– el 15% de las cantidades ingresadas a lo largo del año, hasta una cantidad máxima de 9.015,18 euros. En caso de que la titularidad de la cuenta sea compartida, cada persona obtendrá una bonificación del 15%. Pasado ese tiempo, el titular está obligado a comprar una casa o, si no lo hace, a devolver todo el dinero que se ha desgravado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento