Según ha explicado en una nota de prensa el diputado socialista, los 38 trenes diarios, 19 por sentido, no siempre se ponen en marcha, sino que muchas veces, según Renfe, "por averías de la maquinaria o por bajas de personal", estos servicios se dejan de prestar.

Para Hurtado, la frecuencia de estos trenes está adaptada a la programación docente, al igual que los horarios, y cuando se dejan de prestar obligan a profesores y alumnos a esperar media hora o una hora más para el siguiente, lo que les impide llegar a su lugar de trabajo para clases o exámenes programados.

El PSOE ha señalado que los datos aportados por el Gobierno cifran en más de 800.000 viajeros al año que utilizan este servicio ferroviario, catalogado como de "obligación de servicio público y subvencionado por la Universidad de Córdoba (UCO), pues pone dinero para abaratar los bonos, pagando a Renfe 11,9 euros por cada bono mensual y 26,25 euros por cada bono semestral".

El diputado socialista ha apuntado que este servicio público tiene un coste medio de 0,8 euros por billete, y ha pedido al Gobierno de Mariano Rajoy que se mejore la calidad, "que se cumpla con la frecuencia de trenes y con su puntualidad, y que se invierta en maquinaria y vagones para que el servicio que se preste sea de calidad".

Asimismo, Hurtado ha pedido que con la puesta en marcha del tren de cercanías de Córdoba se apliquen las tarifas de cercanías y no de media distancia "como se vienen aplicando en el tren a Rabanales, lo que significará una bajada en el precio del servicio".

Por último, Antonio Hurtado ha asegurado que son muchas las reclamaciones presentadas en las últimas semanas, tanto por estudiantes como por profesores y trabajadores de la UCO, por la "dejadez" e "impuntualidad" de este servicio ferroviario, por lo que ha pedido al Gobierno que "atienda y dé respuesta a las mismas".

Consulta aquí más noticias de Córdoba.