Cementerio de San Juan del Puerto.
Cementerio de San Juan del Puerto. AYUNTAMIENTO DE SAN JUAN DEL PUERTO

Según ha informado la Amhph en una nota de prensa, esta circunstancia hizo crecer la población de San Juan del Puerto un 40 por ciento y supuso para el municipio un sobreesfuerzo económico y humano para la atención de la población, tanto la reclusa como familiares de los presos.

El responsable de Investigación de la Amhph, Miguel Ángel Harriero, ha estudiado a fondo esta cuestión, que viene a arrojar datos novedosos sobre cómo se organizó la represión en la provincia de Huelva. El fruto de su trabajo fue la localización de este campo de prisioneros, según recoge el Acta Capitular del 5 de mayo de 1939, localizado en el Archivo Municipal. Harriero ha dado este sábado detalles de su investigación.

Así, ha hecho primero un recorrido por los documentos de diversos repositorios digitales, el Archivo Histórico Provincial y el Archivo Municipal de San Juan del Puerto, recuperando para su conocimiento y difusión los documentos que han de facilitar la investigación de la represión en el municipio.

De entre todo lo analizado, ha destacado ese acta capitular en el que el Consistorio agradecía al teniente del Ejército y jefe del Campo de Concentración de Prisioneros de San Juan del Puerto "la ayuda para el sustento de los presos".

En este documento histórico se recogen algunos de los detalles, porque la ubicación y localización del lugar exacto ha podido averiguarlo a través de testimonios orales que Miguel Ángel Harriero fue recabando hace unos meses, cuando localizó a los hijos de José Romero, el entonces jefe de estación, Manuel y José Romero Vicioso. El investigador ha llegado a la conclusión de que este campo no debió permanecer demasiado tiempo abierto, al menos por el detalle de los últimos documentos que él ha logrado encontrar, que datan de septiembre de 1939.

Harriero ha mostrado también a lo largo de su disertación documentos archivados en ese Ayuntamiento relativos a la depuración del magisterio y de los trabajadores municipales. Los sanjuaneros asesinados fueron 45, 22 en Huelva, 12 en Camas (sucesos de La Pañoleta), cinco en el propio municipio, cuatro en Palos de la Frontera y dos en Niebla. Pero en este pueblo fueron también asesinados 15 vecinos de Beas, cinco de Trigueros y otros cinco de Bonares.

Además de los emotivos testimonios de vida de algunas víctimas que han querido contar públicamente los horrores vividos en el seno de sus familias, como los de Ana Toscano y Pedro Morales, las jornadas han contado también con la exposición de los hechos históricos acontecidos, a cargo del historiador Cristóbal García, profesor de Historia Contemporánea de la Universidad de Huelva.

Ha comenzado su conferencia sobre la represión franquista en San Juan del Puerto haciendo un análisis sobre el comportamiento electoral de la población a lo largo de la II República. "Desde posiciones mayoritariamente de centro-derecha los vecinos de San Juan fueron evolucionando hasta votar mayoritariamente al Frente Popular en febrero de 1936. Esto explica sin duda el enconamiento de la represión a partir de la entrada de las tropas sublevadas en el pueblo", ha comentado.

García ha llamado la atención sobre el número de vecinos de San Juan que fueron asesinados en Huelva capital y otros pueblos, como Palos y Niebla, "hechos con los que pretendían, -según el experimentado historiador-, probablemente pretendían dificultar la localización de los cuerpos". Como se ha apuntado anteriormente, solo cinco sanjuaneros fueron asesinados en su pueblo, los otros 40 vieron la muerte en otros puntos de la provincia.

Por otra parte, ha analizado asimismo "las características del castigo económico que a través de multas e incautaciones de bienes padeció la población que se mantuvo en la lealtad a la República".

Cristóbal García ha hecho referencia, entre otros, al Consejo de Guerra "celebrado el 18 de octubre de 1937 que condujo al asesinato de seis vecinos en Huelva a los ocho días del juicio". Este y la documentación de otros consejos de guerra permite a los historiadores y a los investigadores memorialistas "indagar cuáles fueron las causas que mayoritariamente usaron los tribunales militares, así como lo insostenible de estas acusaciones", adujo el profesor.

El presidente de la Amhph, Fernando Pineda, ha agradecido la absoluta colaboración de la alcaldesa, Rocío Cárdenas (PSOE), quien ha mostrado el máximo interés en que se celebren estas jornadas en su pueblo. "Ella nos ha acogido con todo el cariño y nos ha dado todo tipo de facilidades para poder investigar en los archivos, algo que es clave para poder desarrollar nuestro trabajo y celebrar estas jornadas", ha dicho.

Igualmente ha querido agradecer la presencia y las intervenciones de la ponente socialista de la Ley de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía, María Márquez, sanjuanera para más señas, que "nos hizo una exposición detallada del contenido de esta normativa que ha supuesto un revulsivo para las víctimas y para facilitar el estudio de los hechos ocurridos y tan silenciados hasta ahora".

Además, la inauguración ha contado también con Guillermo Molina, el responsable en Huelva de la Oficina de Atención a las Víctimas que la Junta de Andalucía ha abierto en todas las provincias, precisamente para dar cumplimiento a la Ley.

Con estas jornadas concluye el ciclo celebrado en cinco municipios onubenses: Aljaraque, Gibraléon, Beas, La Zarza-Perrunal y San Juan del Puerto, unos encuentros que no hubieran podido celebrarse sin la ayuda económica de la Junta de Andalucía, "muy sensibilizada con este tema de gran calado y que la sociedad española no ha superado aún, 80 años después de que los hechos ocurrieran, 40 años después de la llegada de la democracia".

Fernando Pineda ha hecho una valoración muy positiva porque "hemos logrado cumplir nuestras expectativas". El presidente a la AMHPH ha señalado en la clausura, que "nuestro objetivo es la elaboración de un estudio exhaustivo y veraz de la represión en nuestra provincia".

"Ningún represaliado merece el olvido y ningún municipio por pequeño que sea debe quedar sin su estudio riguroso, esperamos que a través de estas y otras muchas jornadas podamos crear una red de investigadores locales capaces de poner en pie la Historia que el franquismo quiso poner de rodillas", ha proseguido. Esta ha sido la primera fase de "un ambicioso" proyecto con el que la asociación pretende ser "la referencia" de la memoria histórica en la provincia de Huelva.

Consulta aquí más noticias de Huelva.