El presidente de la Diputación de Almería, Gabriel Amat, y el viceconsejero de Salud de la Junta de Andalucía, Manuel Martínez, han mantenido un encuentro este viernes, según han explicado desde la institución provincial en un comunicado, en el que han acordado "continuar con la hoja de ruta prevista por la Diputación para poder acometer las obras en la Residencia Asistida".

Tras un encuentro cordial, que "ha reiniciado la lealtad necesaria para la gestión de la Residencia Asistida", según han destacado desde la institución provincial, Gabriel Amat y Manuel Martínez han compartido la necesidad de no concertar las 47 plazas previstas, para poder así ejecutar las obras en el edificio.

Junto al presidente y al viceconsejero, también han participado en la reunión los dos vicepresidente provinciales, Javier Aureliano García y Ángel Escobar, y el delegado territorial de Salud, José María Martín.

Amat ha reiterado que "los objetivos de la Diputación no han variado desde el principio" y que "siempre se han consensuado con la Delegación de Salud, familiares y trabajadores". Además, ha asegurado que "la Residencia no se va a cerrar, no se moverá de allí a ningún residente. Las obras continuarán para el bienestar de los usuarios y, para eso, es necesario el no concierto de 47 plazas mientras que dure el proceso de obras".

Una vez concluida la actuación en la Residencia Asistida, la Diputación de Almería y la Junta de Andalucía han acordado reunirse de nuevo para abordar el convenio y continuar con una "gestión leal por el bien de los residentes, familiares y trabajadores".

La Diputación Provincial está acometiendo continuas reformas en la Residencia Asistida para garantizar el bienestar de los usuarios. La Unidad de Levante está casi remodelada y el siguiente paso es acometer las obras de cuatro unidades más, con un plazo de ejecución de en torno a un año y medio.

Consulta aquí más noticias de Almería.