Imagen de como será la futura instalación en obras
Imagen de como será la futura instalación en obras ENDESA

La planta tendrá una potencia de 20 megavatios y una capacidad de almacenamiento de 10 megavatios hora y estará lista el próximo mes de junio, según ha informado la compañía en un comunicado.

A nivel técnico, está compuesta por baterías de ion-litio, las cuales se alojan en 16 contenedores junto a los sistemas electrónicos de potencia, los sistemas de protección y control y los transformadores. En total, ocupará una superficie de 1.500 metros cuadrados dentro del recinto de la central de Endesa.

Este proyecto, el segundo que se instala en el mundo en una central de carbón, forma parte del modelo de transición energética que Endesa está llevando a cabo de una forma lógica y ordenada, en el sistema energético andaluz y nacional.

Concretamente, estas baterías de almacenamiento permitirán a la central adaptarse a las necesidades del nuevo sistema de generación, con una progresiva incorporación de energías renovables, como está ocurriendo en la provincia de Almería y otras provincias andaluzas.

Con estas baterías, la central Litoral responde al reto de minimizar el impacto de los requerimientos de flexibilidad de las centrales de combustibles fósiles para ajustar la producción a la demanda dado que las energías renovables se caracterizan por una generación intermitente y esto obliga a las centrales tradicionales a modular su producción y actuar de soporte en los momentos en los que no hay producción hidráulica, eólica o solar.

El proyecto forma parte del conjunto de iniciativas que está desarrollando el Grupo Enel, matriz de Endesa, para posicionarse en esta nueva tecnología, la cual cuenta con grandes perspectivas de crecimiento dentro del segmento de los servicios públicos gracias a sus características técnicas y su rápida velocidad de respuesta, así como a la reducción de costes.

Consulta aquí más noticias de Almería.