El consejero delegado de Meliá, Gabriel Escarrer
El consejero delegado de Meliá, Gabriel Escarrer EUROPA PRESS

El Ayuntamiento ha informado de que Meliá Hotels International se ha comprometido a realizar el derribo en cuanto disponga de autorización urbanística para trasladar dichas plazas a dos parcelas adyacentes de su propiedad.

La compañía presentará esta declaración de intenciones por escrito, tal y como exigió la alcaldesa a sus representantes durante una reunión mantenida ayer jueves.

Durante el encuentro, Meliá insistió en que el proyecto actual de incrementar la categoría del establecimiento, reducir 98 habitaciones y modificar la estructura actual, con una inversión prevista de 35 millones de euros, es "totalmente compatible" con una posterior reducción de alturas de ambas torres para lograr un complejo de "máxima calidad y totalmente integrado en el entorno de Son Bou".

"Es una oportunidad que no debemos perder y corresponde al Consell Insular de Menorca tramitar las modificaciones oportunas para que el proyecto de incremento de categoría y eliminación del impacto visual sea una realidad", ha dicho Sugrañes.

La alcaldesa ha señalado que "no es momento para reproches pasados y sí para remar juntos en favor del interés general". "Todo Alaior y toda Menorca estarían encantados de que Son Bou tuviera una imagen renovada y más acorde con las sensibilidades actuales, así que por nuestra parte no cejaremos hasta lograr este objetivo. Vamos a ver si estamos todos a la altura de las circunstancias", ha manifestado.

La primer edil ha subrayado que la competencia en Urbanismo del Ayuntamiento "es limitada". "Es el Consell de Menorca quien tiene la última palabra", ha añadido.

"La administración insular es la única que puede modificar la calificación de las parcelas adyacentes a través de la modificación del Plan Territorial Insular (PTI) que está en marcha, o bien a través de una modificación puntual del mismo para que la tramitación sea más rápida", ha apuntado.

"Si finalmente, alcanzamos este acuerdo entre Ayuntamiento de Alaior, Consell y Meliá Hotels International habremos logrado que sea un objetivo realista a corto plazo disponer de una imagen más satisfactoria para la mejor playa de Menorca en un espacio razonable de tiempo y al mismo tiempo mantener a corto plazo una inversión de 35 millones de euros, que genera puestos de trabajo e incrementa la calidad del destino", ha asegurado.