Según informa el Gobierno gibraltareño en una nota, todos los detenidos son de ascendencia norteafricana y uno de ellos cuenta con nacionalidad española, mientras que la mercancía prohibida hace referencia a la lancha neumática rígida (RHIB) de seis metros, equipada con un motor fueraborda de 150 CV de potencia, con la que intentaron acceder a la colonia.

El arresto se produjo como resultado de la información facilitada sobre una embarcación sospechosa detectada en Punta Europa, tras cuya recepción los agentes de las unidades marítimas de la Policía Real de Gibraltar y del Servicio de Aduanas comenzaron una búsqueda conjunta de la embarcación.

De esta manera, a las 23,10 horas, aproximadamente un kilómetro al oeste de la zona A del Muelle Norte, la embarcación del Servicio de Aduanas localizó e interceptó a la lancha, tras lo cual informó a los agentes de la Policía Real de Gibraltar, que efectuaron la detención.

Así, los ocupantes de la lancha fueron transferidos a las embarcaciones de la Policía Real de Gibraltar y del Servicio de Aduanas y trasladados a la Base Marina, desde donde se les transportó a la Comisaría de Policía de New Mole House, mientras la lancha resultó incautada.

Los ocho detenidos, los cuales gozan de buena salud y no precisaron atención médica, permanecen bajo custodia policial y se están llevando a cabo diversas investigaciones para establecer su verdadera identidad y origen.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.