Rueda de prensa sobre el campus de Loyola Andalucía en Dos Hermanas
Rueda de prensa sobre el campus de Loyola Andalucía en Dos Hermanas EUROPA PRESS

La Universidad Loyola Andalucía espera inaugurar su nuevo campus en el término municipal de Dos Hermanas (Sevilla) "en septiembre de 2019", con vistas a que el curso 2019-2020 pueda ya desarrollarse en ese nuevo emplazamiento, cuyas obras prevén iniciarse "a finales del próximo mes de febrero", y que albergarán en la primera fase a una comunidad universitaria de unas 2.500 personas, entre personal y alumnado.

Así se ha puesto de manifiesto en una convocatoria ante la prensa que han ofrecido este jueves en el campus con el que la universidad de la Compañía de Jesús opera en Palmas Altas, en Sevilla, el presidente del Patronato de la Fundación Universidad Loyola Andalucía, Ildefonso Camacho; el rector de la Universidad Loyola Andalucía, Gabriel Pérez Alcalá; y el gerente y director de Infraestructuras de la Universidad, Manuel Molina.

El presidente del Patronato ha destacado que la universidad tenía previsto contar con el que será su nuevo campus "desde el principio" de su andadura, y el emplazamiento de Palmas Altas se concibió como algo "provisional", si bien el inicio de las obras "estuvo supeditado al desarrollo de la propia universidad".

De esta manera, ha destacado que el inminente inicio de estos trabajos deriva de que la Universidad Loyola ha alcanzado ya "un desarrollo como institución" que le exige buscar un emplazamiento que le permita desarrollarse "físicamente", porque en Palmas Altas "ya no cabemos".

En esa línea, el rector de la universidad, Gabriel Pérez Alcalá, ha expresado el agradecimiento de la institución al Ayuntamiento de Dos Hermanas "por la cesión de los terrenos y la disponibilidad y el espíritu de colaboración y apertura que siempre nos ha prestado", facilitando "mucho" la labor de la universidad.

El rector también ha puesto de relieve que un campus "no es la suma de un conjunto de edificios", sino que su finalidad es la de "facilitar los procesos de creación de ideas, de investigación y procesos de aprendizaje", de forma que "no vale cualquier edificio para hacer un campus".

Así, ha explicado que el campus que proyecta la Loyola es un espacio pensado básicamente "para facilitar la vida universitaria", es "integrado" y está "muy inspirado en los modelos de campus de universidades norteamericanas". Ha avanzado que, por ahora, "van a faltar las residencias universitarias, pero todo se andará", porque "hay espacio" para que en el futuro se puedan instalar.

Pérez Alcalá ha defendido que el nuevo campus de la Universidad Loyola espera ser "un importante motor de arrastre" para la zona de Entrenúcleos de Dos Hermanas, a lo que el gerente y director de Infraestructuras, Manuel Molina, ha agregado que pretende convertirse en "motor tecnológico" del parque de innovación tecnológica 'Dehesa de Valme', donde se ubica, y ser así "foco de atracción de empresas".

Igualmente, ha valorado la idoneidad del emplazamiento para el futuro de la Universidad Loyola Andalucía. "Por el espacio ya urbanizado que ocupa, por su ubicación cerca de la SE-40, las condiciones que nos han ofrecido, además de la accesibilidad del transporte público incluyendo el metro, hace que Dos Hermanas sea el lugar perfecto", ha afirmado el rector.

SOSTENIBILIDAD

El proyecto del nuevo campus ha sido diseñado por el estudio Luis Vidal Arquitectos, responsable de obras internacionales como la ampliación del aeropuerto de Heathrow, y cuyo "fantástico trabajo" ha resaltado el rector de la Universidad Loyola.

De esta manera, el estudio de arquitectura ha diseñado un campus "accesible, sostenible y responsable", que irá creciendo "al ritmo que vaya creciendo la comunidad universitaria", según ha abundado Pérez Alcalá, que ha apuntado, además, la intención de la Universidad Loyola de buscar en Sevilla capital "algún emplazamiento" para disponer "de presencia, no necesariamente de un espacio de investigación". "Lo estamos estudiando", ha confirmado.

Por su parte, el gerente y director de Infraestructuras de la Universidad, Manuel Molina, ha detallado que la primera fase de este campus, que es la que se ha abordado en esta rueda de prensa, cuenta con un edificio principal que contará al sur con "una plaza enorme" que dispondrá a un lado de la capilla del centro y al otro lado de la biblioteca, simbolizando así el "diálogo entre la fe y la razón".

En concreto, el campus de Dos Hermanas ocupará una superficie de 110.000 metros cuadrados en el Parque Tecnológico Dehesa de Valme. En una primera fase, sobre 36.000 metros, se construirá el edificio principal que albergará los servicios centrales y de administración de la universidad, salón de actos, aulas y laboratorios. Un segundo edificio dará cabida a la biblioteca y otro a la capilla. Esta primera fase se completa con las instalaciones deportivas.

Según ha expuesto la Universidad Loyola, la posición de los edificios, juntos y escalonados, favorecen el autosombreamiento, lo que, unido a la configuración espacial de los edificios, genera unos ámbitos exteriores capaces de crear zonas estanciales apropiadas para las distintas condiciones de invierno y verano.

De esta manera, el campus aspira a ser "lo más sostenible posible", y, de hecho, pretende contar con la certificación medioambiental de nivel 'LEED Oro'. El proyecto diseñado por el estudio de arquitectos busca "hacer amable la actividad universitaria" y da "respuesta integral a las necesidades de la Universidad, que se apoya en tres pilares fundamentales", como son "la noción de comunidad, la necesidad de flexibilidad y la apuesta por la sostenibilidad".

Se ha buscado que la "luz natural" esté presente en todo el campus, de forma que ni siquiera los sótanos con los que contará sean oscuros, así como la "sencillez" en los edificios, generando "facilidad" para su construcción y su uso, todo ello vinculado al principio de "sostenibilidad".

INVERSIÓN

El montante total de la inversión prevista para esta primera fase del campus asciende a unos 40 millones de euros, de los que alrededor de 30 se lo lleva "el proyecto de ejecución material", otros cinco millones van destinados a cuestiones como el pago de licencias, tasas o de los honorarios de los arquitectos, y los restantes cinco millones serían para "habilitar" el proyecto, es decir, para cuestiones como el mobiliario o la dotación de los laboratorios.

Todo ello está financiado por la universidad "a pulmón", según han expuesto sus representantes en esta rueda de prensa en la que han confirmado que esta primera inversión es "la más fuerte", de forma que las siguientes ya se espera que sean "más livianas".

UNIVERSIDAD PRIVADA

Según ha recordado el presidente del Patronato de la Fundación Universidad Loyola Andalucía, Ildefonso Camacho, esta universidad nace "como desarrollo de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales que la Compañía de Jesús tenía en Córdoba, ETEA".

Fue en 2010 cuando la Compañía de Jesús constituyó la Fundación Universidad Loyola Andalucía, y, en noviembre de 2011, obtuvo el "reconocimiento oficial" por parte de la Junta de Andalucía como universidad privada. De esta manera, según ha resaltado Camacho, es "la primera y única universidad privada de Andalucía por el momento".

El 25 de octubre de 2013 se firmó un contrato entre la Fundación Universidad Loyola y el Ayuntamiento de Dos Hermanas, por el que éste cedía en concesión administrativa terrenos en el Parque Tecnológico 'Dehesa de Valme' de Entrenúcleos para la construcción de instalaciones universitarias.

A preguntas de los periodistas, el rector de la Loyola Andalucía ha indicado que, actualmente, la institución mantiene con la Junta de Andalucía "las relaciones que creemos que debemos tener". "Creo que han aceptado con naturalidad nuestra existencia y actualmente no hay ninguna cuestión de roce con la Junta", ha confirmado.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.