La Rioja registra 1.000 parados más que hace un año y 500 ocupados menos. El balance anual es negativo, teniendo en cuenta que en 2016 la ocupación aumentó en 3.400 personas y hubo 4.900 parados menos.

Los datos de la EPA demuestran la debilidad de la recuperación económica y de la actividad empresarial, en muchos sectores que siguen muy afectados por la crisis, mientras que otros se encuentran en una mejor situación. A pesar de ello, La Rioja con 17.600 desempleados es una de las Comunidades con una menor tasa de paro, -el 11,51 por ciento-, junto con País Vasco, Navarra y Aragón.

La FER insiste una vez más en el hecho de que el empleo en España y en La Rioja lo crean las empresas, las pymes, pequeños negocios y autónomos, nuestro tejido empresarial fundamental.

Por ello, "es necesario que desde el conjunto de las Administraciones públicas se apoye decididamente a la empresa y a los sectores, para que sigan siendo cada vez más competitivos en el mercado global con políticas de innovación, desarrollo tecnológico, mayor presencia internacional, una formación profesional y universitaria acorde a la realidad empresarial, más financiación y más barata, agilizando tramitaciones y eliminando burocracias que se eternizan, favoreciendo su participación en los concursos públicos,

fomentando la unidad de mercado en España para que todas trabajen en igualdad de condiciones y luchando contra el fraude y la economía sumergida".

Si además, todo esto se produce con el máximo clima de estabilidad política e institucional, podremos consolidar y reforzar la recuperación económica y del empleo.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.