Comisión de Investigación sobre la gestión de la SVAV
Comisión de Investigación sobre la gestión de la SVAV CIUDADANOS

La actual directora-gerente de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad (SVAV), Cristina González Puertas, ha defendido este jueves en su comparecencia en la Comisión de Investigación en el Ayuntamiento que la renuncia al soterramiento a principios del pasado año no fue una decisión del equipo de Gobierno de la ciudad, "sino en todo caso, consensuada".

González Puertas, que trabaja en la SVAV desde 2005 y ha ocupado el cargo de directora-gerente los últimos cinco años, ha comparecido este jueces en la Comisión de Investigación de gestión de esta entidad junto a la actual directora administrativa, Olga Gil.

La directora gerente, a preguntas planteadas por los representantes de los grupos políticos, ha recordado que la renuncia al proyecto de soterramiento en el que se trabajaba desde la creación de la Sociedad y la apuesta por una integración en superficie no fue una decisión del Ayuntamiento de Valladolid, sino que se produjo un consenso entre los socios -Adif, Renfe, la Junta de Castilla y León y el Consistorio-.

Esta afirmación contradice, como ha apuntado posteriormente el concejal de Urbanismo, Infraestructuras y Vivienda, Manuel Saravia, la tesis del Grupo Municipal Popular, que acusa al equipo de Gobierno formado por PSOE y Valladolid Toma la Palabra de "liquidar el soterramiento".

De hecho, González Puertas ha destacado que el equipo de Gobierno pidió "un montón de datos y documentación" para el plan de viabilidad de la Sociedad que se elaboró hace un año y que, ha precisado, dejó claro que no se podía afrontar el soterramiento debido a que se había previsto financiarlo íntegramente con la venta de parcelas, las cuales ya no alcanzaban el valor de mercado que se requería para la operación.

Según la gerente, a finales de 2016 el director Económico-Financiero de Adif planteó por primera vez en un Consejo de Administración que o se buscaba una opción viable para la operación o se debería disolver la sociedad, como "Plan B". Por ello, ha explicado, se plantearon dos alternativas de un soterramiento más corto que el previsto y con la estación en superficie o las obras para la permeabilidad y la integración, que ha sido la opción finalmente elegida por los socios.

A partir de esa decisión, que se tomó en febrero de 2017, González Puertas ha reconocido que, en las diversas reuniones técnicas que ha habido entre la SVAV y representantes del Ayuntamiento, ya no se ha planteado que el soterramiento pueda ser viable.

De ello, el portavoz del Grupo Popular, Antonio Martínez Bermejo, ha concluido que el equipo de Gobierno no ha buscado el apoyo de la SVAV para mantener el proyecto de soterramiento después de diciembre de 2016.

Cristina González Puertas ha destacado que desde que llegó al Ayuntamiento el actual equipo de Gobierno ha habido un mayor trabajo para aportar informes y documentación a los grupos políticos que cuando gobernaba el Partido Popular, pese a que en esta última etapa "no ha habido más solicitudes que antes".

Por otro lado, la directora-gerente ha apuntado que el fracaso del soterramiento no ha llegado como consecuencia de un error de gestión por parte de alguno de los socios, sino de "muchas pequeñas cosas que se han hecho mal". Así, ha puntualizado que en un primer momento "había dinero" y posibilidades económicas para la operación, pero "cuando comenzaron los problemas" por las crisis "ha sido complicado poner de acuerdo a las cinco administraciones" que participan en la SVAV.

Finalmente, ha defendido que durante su etapa al frente de la Sociedad no ha habido "un sólo sobrecoste que no se haya justificado", mientras que ha apuntado que el nuevo convenio firmado recientemente no contempla excesos de gasto, que deberían correr a costa de las empresas adjudicatarias de las obras.

Con respecto al proyecto de integración, González Puertas ha defendido, ante la pregunta de Martínez Bermejo, el reparto de las aportaciones que han acordado las administraciones y ha querido recordar "Adif ha cumplido su cometido, que era llevar la alta velocidad a Valladolid y el norte de la península" y ha incidido en que "su objetivo no es la permeabilidad" en la ciudad.

Por ello, ha apuntado que en el convenio se ha acordado que Adif y Renfe se hagan cargo de las obras ferroviarias y el Ayuntamiento de Valladolid, de las urbanísticas.

Posteriormente, según ha explicado la presidenta de la Comisión, Charo Chávez, la directora administrativa ha asegurado que faltan documentos en el seno de la sociedad, algo de lo que se responsabiliza a la exdirectora económico-financiera Dolores Sánchez, lo que "abre un interrogante importante". De hecho, esta técnico está citada a comparecer el próximo 8 de febrero.

Chávez, ha destacado, tras la sesión de este jueves, que Sí Se Puede tiene claro que los intereses de la ciudad estaban "confrontados entre el Grupo Fomento y el proyecto de ciudad del Ayuntamiento" y que el soterramiento ha fracasado porque "se pusieron los huevos en la misma cesta", en referencia a la venta parcelas.

Mientras tanto, Manuel Saravia ha destacado que González Puertas ha dejado claro que "técnica y económicamente el soterramiento no es viable" así como el comentario sobre que "la transparencia" y la puesta a disposición de documentación de la SVAV "ha crecido muchísimo" con la llegada del actual equipo de Gobierno.

Asimismo, ha apuntado que González ha señalado que entre 2010 y 2015 ya se mostró la "preocupación" del Consejo de Administración por la situación económica y que "se veía que hacía aguas" la Sociedad, "pero no se plasmó en ninguna propuesta de acción".

Por otro lado, el portavoz del Grupo Municipal Popular ha destacado que el proyecto "se avanzó muchísimo" en los primeros años, pero que "se torció muchísimo" a causa de la crisis económica y no de la gestión de las administraciones. También ha advertido de que la paralización de las inversiones por parte del Gobierno Socialista fue la causa de la necesidad de solicitar el crédito de 404 millones de euros que se firmó en 2011.

La portavoz de Ciudadanos Pilar Vicente, ha opinado tras la reunión que el Consejo de Administración de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad (SVAV) "iba por libre sin que sus decisiones contaran con el respaldo técnico ni económico.

Vicente ha lamentado que, según las declaraciones de las técnicos comparecientes este jueves, "las decisiones del Consejo de Administración no se cuestionaban ni se ponían en duda, solo se ejecutaban, sin contar si quiera con estudios de viabilidad económica", lo que da cuenta de una "total irresponsabilidad, porque han sido esas decisiones políticas las que llevaron el proyecto adelante hasta encontrarnos hoy sin soterramiento".

REORDENACIÓN DE LA LISTA DE COMPARECIENTES

En la sesión de la Comisión se ha fijado para el día 8 la próxima reunión, a la que está citado, además de Dolores Sánchez, el interventor del Ayuntamiento, Rafael Salgado, quien no pudo acudir el pasado mes de noviembre ya que se encontraba de baja.

En todo caso, Charo Chávez ha apuntado la intención de "rehacer" la lista de comparecientes, pues ha recordado que hay un total de 88 y que se deberá plantear "un nuevo funcionamiento" para que la duración de esta Comisión no se dilate en exceso.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.