Con ello, según han explicado el edil socialista y el alcalde de la ciudad, Óscar Puente, en varias ocasiones, el equipo de Gobierno tendría que dejar un plazo de cuatro días para convocar la Comisión de Hacienda y, a partir de ahí, la Junta de Portavoces en la que se fijaría la fecha del Pleno extraordinario para la aprobación del Presupuesto, que previsiblemente se celebraría en los primeros días de febrero.

El regidor vallisoletano señaló este martes que le consta que el interventor ha realizado en su informe "observaciones sobre detalles" y "pequeños retoques técnicos" como las cantidades que se deben destinar a la Seguridad Social en el apartado de personal.

Con todo ello, y si se cumple la previsión, el Presupuesto del Ayuntamiento de Valladolid se aprobará con un mes de retraso durante al cuál han estado prorrogadas las cuentas de 2017.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.