Fachada del IVAM
Fachada del IVAM IVAM

La ley consta de 22 artículos y en una de sus disposiciones se establece el cambio de denominación de CulturArts Generalitat a Institut Valencià de Cultura. Se reconoce al IVAM como entidad de derecho público de la Generalitat que se rige por el derecho privado con carácter general -excepto en la formación de la voluntad de sus órganos, en el ejercicio de las potestades administrativas que tenga atribuidas y en los aspectos especialmente regulados por la legislación de la Generalitat sobre el sector público y presupuestos.

Su objeto es el desarrollo de la política cultural de la Generalitat en el conocimiento, tutela, fomento y difusión del arte moderno y contemporáneo.

Entre sus órganos, contará con una Presidencia, el Consejo Rector, el Consejo Asesor y la Dirección Gerente, que tendrá condición de alto cargo y será nombrado por el Consell. Como novedad se da autonomía al IVAM para la firma de convenios y al Consejo Rector para la programación y adquisición de obras de arte y regula la participación en el Consejo Asesor de personas procedentes del mundo del arte y de la cultura, reduciendo la presencia de gestores políticos.

También, este órgano aprobará el plan anual de actividades, la memoria anual, los anteproyectos de presupuestos y la autorización de contratos por cuantía superior a 300.000 euros, entre otras cuestiones.

Respecto a los recursos económicos, además de los consignados en los presupuestos autonómicos, donaciones, legados y otras aportaciones, apunta que el Consejo y la Dirección Gerente "realizarán una labor activa de captación de recursos propios, especialmente los derivados del ejercicio de la actividad del IVAM, las aportaciones a título gratuito de entidades privadas y de particulares y de los ingresos recibidos como consecuencia del patrocinio y mecenazgo".

Además, la entidad se someterá a la supervisión y control económico financiero previsto en la normativa vigente en materia del sector público de la Generalitat.

Durante el debate parlamentario, los grupos han destacado el diálogo y el acuerdo conseguido en esta norma. En sentido, la parlamentaria de Cs Mercedes Ventura ha reivindicado la necesidad de velar por el bien común cultural para que cuando se hable del IVAM se haga "en un tono positivo y sea nombrado por su excelencia y no por presuntos delitos". Por eso, ha indicado que el proyecto de ley debe velar la máxima pluralidad toma decisiones y para que "se escuche la voz todos sus integrantes".

Por su parte, Llum Quiñonero de Podemos

ha subrayado que el reto es que los valencianos recuperen el IVAM "como propio" y "se llenen sus salas, sea un lugar de citas y prestigio y haya colas para recorrer sus propuestas artísticas". A su juicio, la ley apuesta por un IVAM "desde el acuerdo, el arte como herramienta y la integridad como garantía".

"EL PP LO HUNDIÓ EN LA CORRUPCIÓN Y NEPOTISMO"

Desde Compromís, Josep Nadal ha lamentado que el PP hundiera al museo "de corrupción y nepotismo" porque lo "alejó de la de ética y honradez; de la estética y la belleza" lo que generó en torno al museo "un

descrédito reputacional". Por ello, ha reivindicado esta norma que busca que no repitan los casos de corrupción y que incluye, entre otras novedades, la creación consejo que asesore y fiscalice el funcionamiento del museo.

Fernando Delgado, del PSPV, ha abogado por conseguir consolidar al IVAM como "un museo abierto y no estrictamente local" y porque "la sociedad lo necesita", mientras que desde el PP el diputado Miguel Ángel Mulet ha valorado el acuerdo conseguido y ha desea que la norma consiga que el IVAM sea "la mejor institución en su materia".

LEY SEGURIDAD FERROVIARIA

Por otro lado, el pleno de las Corts ha rechazado, con los votos en contra de Compromís, PSPV, Podemos y Cs, devolver al Consell la ley de seguridad ferroviaria como pedía el PP. Por tanto, la norma seguirá el trámite parlamentario.

En concreto, la formación 'popular' solicitaba la devolución del texto al gobierno valenciano porque, pese a admitir "estar de acuerdo" con el objeto del proyecto de ley, considera que "adolece de medidas concretas de seguridad, quedando aspectos no regulados". Además, critica que prevé la creación de nuevos organismos, lo que generará duplicidad de órganos administrativos y conllevará "un incremento de gasto global en el presupuesto de la Generalitat".

En concreto, esta norma busca "dotar el sistema ferroviario de un eficaz y eficiente mecanismo de prevención, pero también de supervisión, investigación y continua corrección, estableciendo objetivos directos y evitando para ello cargas innecesarias y accesorias".

De este modo, su objetivo es "el establecimiento de normas y procedimientos de carácter preventivo y correctivo, destinados a promover la seguridad ferroviaria en el ámbito de competencias de la Comunitat y sin perjuicio de las que corresponden a la administración del Estado".

Para ello, prevé la creación de la 'Comissió d'investigació d'Accidents Ferroviaris' como órgano colegiado permanente de investigación técnica de accidentes e incidentes significativos que se produzcan en la circulación ferroviaria y la creación de la Agencia Valenciana de Seguridad Ferroviaria, dotada d personalidad jurídica y patrimonio propios, que velará por la seguridad en la circulación, autorizará la entrada en servicio de subsistemas estructurales funcionales y todo el sistema ferroviario, así como la puesta en servicio de vehículos.

Asimismo, otorgará certificados de seguridad, establecerá metodologías para la evaluación y valoración de riesgos asociados a la operativa ferroviaria y supervisará, fomentará y aplicará el marco normativo en materia de seguridad.

Consulta aquí más noticias de Valencia.