El Ministerio Fiscal sostiene que el acusado vivía con su madre y su hermano menor en el municipio de Cangas del Narcea. Durante la convivencia, el acusado le pedía dinero a su madre y, ante su negativa, con intención de inspirarle temor, la empujaba contra la pared y los muebles, la insultaba y amenazaba con hacerse daño a sí mismo o "matar a alguien".

Por auto de fecha 24 de febrero de 2017, el Juzgado acordó la prohibición del acusado de acudir al domicilio de su madre, de aproximarse a menos de 30 metros y de comunicarse con ella por cualquier medio durante la tramitación de la causa.El acusado, en la fecha de los hechos, tenía sus capacidades volitivas y cognitivas parcialmente afectadas por el consumo abusivo de cannabis, cocaína y benzodiacepinas.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de amenazas del Código Penal, con la agravante de parentesco, de un delito leve de vejaciones injustas y de un delito de maltrato en el ámbito familiar.

Además de la pena de prisón, la Fiscalía pide que se imponga al acusado la prohibición de aproximarse a su madre, a su lugar de residencia o cualquier otro donde se encuentre a menos de 100 metros, y prohibición de comunicarse con ella por cualquier medio, todo ello durante 6 años.

Consulta aquí más noticias de Asturias.