Fachada del Ayuntamiento de Muro
Fachada del Ayuntamiento de Muro AYTO. MURO

Así lo ha anunciado el Ayuntamiento de Muro en una nota de prensa en la que ha recordado que las aguas residuales de Can Picafort se vienen tratando en la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de la Playa de Muro desde 1990, pero que en 2000 ya se advirtió de que su capacidad estaba "ampliamente sobrepasada".

Según el consistorio, en temporada alta llegaba a esta depuradora "bastante más caudal del que podía tratar de forma adecuada, lo que daba lugar a frecuentes situaciones críticas y graves deficiencias en su funcionamiento, situación que no ha hecho más que agravarse a lo largo del tiempo".

En marzo de 2001 se firmó un convenio de colaboración entre Instituto Balear de Saneamiento (ahora Agencia Balear del Agua y de la Calidad Ambiental, Abaqua), el Ayuntamiento de Muro y el Ayuntamiento de Santa Margalida para construir una nueva EDAR en el término municipal de Santa Margalida, que recibiera y tratara las aguas residuales de Can Picafort.

Ese convenio fue sustituido por dos nuevos convenios, entre el Ibasan y el Ayuntamiento de Muro, en abril de 2005, y entre el Ibasan y el Ayuntamiento de Santa Margalida, en diciembre del mismo año, con el mismo objetivo, construir una nueva EDAR en Santa Margalida para recibir las aguas de Can Picafort.

Desde el Ayuntamiento de Muro han apuntado que están legitimados para impugnar el acuerdo de Santa Margalida por el que resuelve su convenio puesto que "resulta incuestionable que los dos convenios suscritos por el Ibasan en 2005 están profundamente relacionados, tanto por razón de su origen como por su finalidad".

Asimismo, el consistorio ha recordado que la Secretaría de Estado de Medio Ambiente, ha formulado declaración de impacto ambiental favorable del proyecto de la nueva estación depuradora.

Por todo ello, Muro considera que la ejecución de este proyecto "debe acometerse sin más dilaciones".