La planta que PepsiCo tiene previsto cerrar en Marratxí tiene 27 trabajadores. Tras una nueva reunión entre PepsiCo y el comité de empresa, el secretario general de la Federación de Industria de CCOO Baleares, Daniel Cámara, ha explicado a Europa Press que la multinacional de los refrescos ya ha aceptado 12 traslados propuestos, pese a que originalmente ofrecía ocho.

Sin embargo, según CCOO, PepsiCo no ha querido entrar a negociar las condiciones en las que se producirían estos traslados, que serían principalmente a Murcia y Sevilla.

En concreto, el comité pide una ayuda al alquiler de 750 euros durante dos años y una ayuda lineal de 15.000 euros para otros gastos, así como una garantía de empleo de tres años de forma que si uno de los trabajadores trasladados pierde su empleo se marcharía con la indemnización legal establecida. Los trabajadores que han optado al traslado son principalmente aquellos de menor edad y antigüedad.

Por otro lado, el comité propone rebajar la edad de prejubilación de 58 a 55 años para que otros dos empleados puedan acogerse, por lo que en total seis personas accederían a esta vía. Con todo, exigen que las prejubilaciones sean hasta los 65 años y no los 63 como proponía la empresa.

MANTENER UNA PLANTA MÁS PEQUEÑA

De este modo, quedarían nueve personas, de entre 40 y 55 años, para las que CCOO exige el mantenimiento del empleo. Según CCOO, se trata de trabajadores con cualificación suficiente para poder conservar abierta la producción con una planta más pequeña, una opción que PepsiCo ha rechazado en la reunión.

"Creemos que es posible mantener la planta en Baleares produciendo con nueve personas, pero es una propuesta que no quieren valorar porque quieren hablar de despidos", ha denunciado Cámara. En la reunión, han pedido a PepsiCo que valore el coste que tendría la propuesta de mantenimiento de la producción.

"En estas condiciones podríamos llegar a un acuerdo", ha apuntado el secretario general de Industria de CCOO, que ha insistido en que no están "dispuestos a mercadear con el empleo de la gente".

En este sentido, desde la organización sindical consideran que la propuesta de despido con indemnizaciones para estos nueve empleados es "de risa" y se muestran convencidos de que "la única razón" de PepsiCo para cerrar es "maximizar beneficios".

Cámara cree "que no se puede justificar el cierre de Pepsi" en Mallorca y ha recordado a la empresa que "tiene una responsabilidad social con los trabajadores".

Este miércoles mantendrán una nueva reunión en la que los trabajadores exigen que PepsiCo haga una contrapropuesta. Además, protestan porque consideran que la justificación técnica del cierre "no está fundamentada".

Así, los trabajadores han avisado de que están dispuestos a impulsar "movilizaciones de todo tipo" para forzar un acuerdo y han subrayado que la reforma laboral "no deja muchas más salidas".

De momento los trabajadores no han tenido una reunión formal con la Dirección General de Trabajo, que se ofreció a mantener un encuentro, pero desde CCOO han indicado que seguramente lo solicitarán semana.