Según han informado este martes fuentes policiales, los hechos ocurrieron la tarde del pasado 4 de enero, cuando un autobús del servicio municipal de transporte urbano de Santander (TUS) inició la marcha desde una parada invadiendo el carril al que se pretendía incorporar, sin percatarse de que en ese momento se aproximaba otro vehículo, por lo que detuvo el autobús y le cedió el paso.

Tras rebasarlo, el conductor del coche se paró, bajó del vehículo y comenzó a recriminar al chofer del autobús la maniobra que había realizado. También lo golpeó con la cabeza y profirió insultos contra él, quien respondió a los mismos, momento en el que el conductor del turismo dio un puñetazo a la luna del bus, rompiéndola por completo, así como las gafas que se encontraban suspendidas de ella.

Al lugar acudieron agentes de la Policía Local de Santander, poniendo fin a la situación, restableciendo el tráfico y recogiendo la pertinente denuncia del conductor del autobús municipal.

Posteriormente, las diligencias llevadas a cabo por la Policía Nacional finalizaron con la detención del conductor del turismo por un presunto delito de daños. La luna del autobús está valorada en 410 euros.

El detenido, con antecedentes, fue puesto en libertad con cargos.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.