Momento de la sesión plenaria de aprobación de presupuestos
Momento de la sesión plenaria de aprobación de presupuestos EUROPA PRESS/AYTO DE ALMERÍA

Las cuentas, que han contado con el voto en contra del PSOE e IULV-CA, destinan 20,8 millones de euros a inversión y aumenta en un cinco por ciento las partidas sociales con un "mantenimiento de las prestaciones y la búsqueda de recursos para la creación de empleo".

Así lo ha trasladado en su intervención el alcalde, Ramón Fernández-Pacheco, que ha señalado que en los presupuestos "no hay lugar para la política o el personalismo, sino un claro objetivo de servir a Almería y crear más oportunidades para más almerienses" y que son "razonados, razonable y comprometido con las necesidades de la ciudad en 2018".

Fernández-Pacheco ha defendido que tienen como uno de sus objetivos principales "las personas y familias" y ha apuntado que uno de los objetivos "irrenunciables" del equipo de gobierno es "seguir bajando los impuestos". "Aquí, al contrario de lo que ocurre en la mayoría de ciudades españolas, hemos bajado el IBI, menos de lo que me hubiera gustado, es verdad, pero lo hemos bajado. Del mismo modo, seguiremos ayudando a los agricultores, a los autónomos y continuaremos atrayendo la instalación de empresas que creen puestos de trabajo", ha explicado.

Al hilo de esto, ha subrayado "la voluntad de diálogo y acuerdo" con la que se ha enfrentado su diseño en busca del máximo consenso" y la "participación" de numerosos colectivos sociales y profesionales. Al tiempo, ha asegurado que "todos" los barrios se van a beneficiar de obras de desarrollo y mantenimiento "que van a seguir cohesionando la ciudad, se van a llevar infraestructuras allí donde se necesitan y se van a crear más puestos de trabajo".

Además de ello, el presupuesto, según ha remarcado el primer edil, permitirá "mejoras en servicios de Policía Local y Bomberos, la creación de más parques infantiles para todos los barrios, parques biosaludables para mayores, y asumir la parte correspondiente en compromisos adoptados con otras administraciones, como la eliminación del paso a nivel de El Puche, el desdoblamiento de la carretera Sierra Alhamilla, la futura gestión de la estación del ferrocarril una vez esté rehabilitada o la puesta en marcha de la esperada biblioteca central municipal".

De manera pormenorizada, ha destacado las partidas destinadas a la rehabilitación de la Casa Consistorial, el mantenimiento y conservación de calles; la mejora de los servicios de playas; la inversión en contenedores soterrados; la mejora en equipamiento de infraestructuras turísticas y culturales; la inversión en equipamiento para la nueva biblioteca central; la musealización del Mesón Gitano; la rehabilitación del entorno de la Alcazaba, destinando, o el Zapillo".

Por su parte, la responsable del Área de Economía, María del Mar Vázquez, ha agradecido el "apoyo y voto favorable" de Ciudadanos y ha lamentado que el resto de grupos de la oposición, PSOE e IU, "no se sumen a un proyecto de ciudad y a unos presupuestos que priorizan la creación de empleo y la rebaja de impuestos, tergiversando las cifras con fines partidistas".

CIUDADANOS APELA A LA "RESPONSABILIDAD POLÍTICA"

Por su parte, el portavoz municipal de Cs, Miguel Cazorla, se ha arrogado la viabilidad de las cuentas municipales para 2018 frente a PSOE e IU, y ha justificado el respaldo a la "responsabilidad política de dar una estabilidad a la ciudad".

Cazorla ha indicado que el impacto de las exigencias de la formación naranja en la totalidad de las cuentas suponen un 8 por ciento, es decir, alcanzan un valor de 10,5 millones de euros aproximadamente y ha hecho alusión a los 63 puntos suscritos en el acuerdo entre Cs y PP, de los que "el 47 por ciento están destinadas a dinamizar la economía, el empleo y actuaciones de carácter social; un 21 por ciento responden a actuaciones en materia de desarrollo urbano e infraestructuras, mientras que el 31 por ciento restante, son medidas encaminadas a la promoción cultural, al turismo y al deporte".

Ha destacado, entre otras, las medidas destinadas a la bajada de impuestos que la formación naranja ha conseguido tras la negociación de sus exigencias, refiriéndose a la bonificación de vehículos eléctricos; la devolución de las plusvalías; el adelanto de la rebaja del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y una tarificación especial del ROA para trabajadores autónomos.

Cazorla ha presentado al plenario otra serie de medidas "naranjas" encaminadas a la generación de empleo entre las que se encuentra el incremento para la atención a la dependencia; la ampliación del programa para personas con discapacidad; un Plan de fomento de la Autonomía personal e integración social de mayores o la inclusión de más trabajadores en el Programa de Zonas.

Asimismo, ha explicado que, en el acuerdo presupuestario, el equipo de gobierno se compromete a terminar de ejecutar las exigencias de 2017, junto al establecimiento de una comisión de Seguimiento para velar por la ejecución y cumplimiento de los compromisos al tiempo que está obligado a ejecutar las mociones de Ciudadanos aprobadas en el pleno del Ayuntamiento de Almería.

PARA EL PSOE ES "DOBLEMENTE MALO"

El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Almería, Juan Carlos Pérez Navas, ha asegurado que el presupuesto "es doblemente malo, porque no es el que Almería necesita y nace con la intención de no cumplirse" y ha criticado el apoyo de Cs ya que, según ha remarcado, se "han dejado sin gastar 24 millones en obras en 2017 y de las 89 medidas acordadas por ambos partidos para los dos últimos ejercicios económicos, hasta 70 sigan sin ejecutarse".

Pérez Navas ha saludado que, "de una vez por todas, se ponga fin a la pantomima vivida, a esa carpa de circo que se montó en julio y en la que han ido actuando Partido Popular y Ciudadanos" y ha reprochado que las cuentas "no se sustentan en la cohesión social y entre barrios, ni en la lucha contra la precariedad laboral, que se vive hasta en servicios municipales, en la igualdad más allá de celebrar el Día de la Mujer, ni en la creación de empleo".

"Eso es lo que pasa a falta de un verdadero modelo de ciudad" ha resaltado para lamentar que en una ciudad "con cerca de 20.000 personas desempleadas y una fuerte precariedad laboral", se consignen "50.000 euros para gastos en promoción y actuaciones en materia de empleo, dentro de un presupuesto de 192 millones".

Sobre el aumento del dinero destinado a inversiones, desde el PSOE se ha asegurado que, lejos del "triunfalismo del PP", la mitad de las partidas que incorporan son "repetición de otras que el año pasado no ejecutaron dentro sus incumplimientos y el resto están vinculadas al dinero que viene de otras administraciones".

Frente a esa "incapacidad" para ejecutar inversiones, los socialistas han subrayado que el PP sí que es capaz "de seguir recaudando" a los almerienses al tiempo que ha pedido a PP y Cs "no sean trileros y aclaren "lo que venden de que la bajada en diferido del IBI aprobada por del Gobierno se hará de golpe en 2019, porque es que estaba prevista para ese año".

Los socialistas, según ha recordado, vienen instando a una "verdadera rebaja del IBI con la revisión de los valores catastrales y que el ajuste aprobado por el Gobierno, que implicaba una rebaja del 8% en el recibo, se hiciera de una vez" y han insistido en que las reducciones aprobadas en IBI y basura se hacen "para una parte minoritaria de la población y no buscando beneficiar a la mayoría social, a partir de una revisión por expertos de toda la fiscalidad municipal".

Consulta aquí más noticias de Almería.