Mercedes Barranco, en el Parlamento
Mercedes Barranco, en el Parlamento EUROPA PRESS/PODEMOS/ARCHIVO

En la misma pregunta, la parlamentaria pregunta al Gobierno andaluz

si tiene conocimiento sobre la apertura de expedientes de incidentes con repercusiones radiológicas sobre los trabajadores, la población y el medio ambiente o sobre las actuaciones en el marco de las competencias del Gobierno andaluz para garantizar la protección del medio ambiente y la salud de las personas en el área de influencia de la fábrica.

Por último, según ha informado Podemos en un comunicado, pregunta sobre las actuaciones llevadas a cabo por el Gobierno andaluz para el reconocimiento de las enfermedades laborales de los trabajadores de la Fábrica de Uranio de Andújar.

La Fábrica de Uranio de Andújar (FUA) está clasificada como instalación radiactiva de primera categoría. Esta fábrica estuvo operativa entre 1959 y 1981 y trató mineral de uranio para la obtención de concentrado de óxido de uranio.

El 1 de febrero de 1991, a través de una Orden del Ministerio de Industria y Energía, se autorizó a Enresa a la ejecución de las operaciones para el desmantelamiento de esta fábrica. En marzo de 1995, a través de la resolución de la Dirección General de la Energía, se daba por finalizado el desmantelamiento y la restauración del resto de zonas afectadas por las actividades de la fábrica.

Con dicha resolución dio comienzo al denominado periodo de cumplimiento, que se estableció inicialmente en diez años. Por otro lado el emplazamiento, exento de instalaciones, quedó bajo vigilancia de Enresa en las condiciones iniciadas en dicha resolución. Podemos entiende que "transcurridos los diez años del periodo de cumplimiento, al no haberse alcanzado aún los valores previstos, el emplazamiento continúa en periodo de cumplimiento".

Asimismo, se recuerda desde la formación morada que desde la fecha de cese de actividad de la fábrica de Uranio de Andújar han muerto 53 exempleados, todos ellos por procesos cancerígenos. Sin embargo la Seguridad Social solamente ha reconocido la enfermedad procesional a un 25 por ciento de los 259 trabajadores de la fábrica.

Consulta aquí más noticias de Jaén.