Sota en reunión del Comité de las Regiones (Archivo)
Sota en reunión del Comité de las Regiones (Archivo) GOBIERNO DE CANTABRIA

El Gobierno ha informado en un comunicado que así se le ha traslado a la Unión Europea en un documento de apoyo y defensa a la política de cohesión para el próximo periodo remitido por la Consejería de Economía, Hacienda y Empleo, a través de la Dirección General de Economía y Asuntos Europeos y en consenso con el Servicio Cántabro de Empleo.

Esta acción se lleva a cabo dado que en Europa se está ya debatiendo el próximo presupuesto comunitario que comprenderá un periodo plurianual, probablemente de siete años como ocurre en ahora, y comenzará a partir de 2020.

"El debate del futuro del presupuesto de la Unión Europea supone una preocupación para todos los Estados miembros y por supuesto para las regiones, por lo que desde Cantabria estamos haciendo un seguimiento muy importante de esta cuestión", ha dicho el consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Juan José Sota.

Sota también ha indicado que Cantabria está trabajando para que la posición de la Comisión sea mantener la política de cohesión como forma de solidaridad y de cohesión económica, social y territorial entre las regiones.

El documento de apoyo a la política de cohesión ha sido presentado en la Dirección General de Fondos Europeos, perteneciente al Ministerio de Hacienda y Función Pública, en el que Cantabria defiende la política de cohesión como el principal instrumento europeo de inversión de la Unión Europea y, por tanto, entiende que los recursos presupuestarios deben mantenerse en su nivel actual y, si es posible, incrementarse.

Asimismo, se solicita una simplificación de la regulación de los elementos del nuevo Marco Financiero Plurianual y una mayor flexibilidad en la gestión, que proporcione al sistema más seguridad jurídica y unas expectativas razonables.

En cuanto a las variables que deban tenerse en cuenta para el futuro reparto de fondos, Cantabria propone buscar un equilibrio entre regiones y un aumento de la dotación tanto del Fondo Social Europeo (FSE) y del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), principales fondos que conforman la Política de Cohesión, para el próximo periodo de programación.

"Criterios como la baja natalidad, el envejecimiento de la población o las tasas de desempleo tienen que ser tenidas en cuenta en el nuevo marco financiero plurianual para garantizar una política de cohesión firme y capaz de disminuir las desigualdades regionales, así como la brecha competitiva entre el norte y el sur", ha resaltado, por su parte, la directora general de Economía y Asuntos Europeos, Montserrat García Ortiz.

Por otra parte, Sota ha remarcado que el documento elaborado apoya el refuerzo de la Cooperación Territorial Europea como expresión de la esencia del proyecto comunitario y, en este periodo, Cantabria se encuentra incluida en tres programas de Cooperación: Interreg SUDOE, Interreg Europe e Interreg Espacio Atlántico.

"La política de cohesión tiene que estar al servicio de los nuevos retos que afronta la UE y en los que la acción a nivel comunitario tiene un claro valor añadido", ha indicado el consejero.

En este sentido, Cantabria ha manifestado en su documento que la política de cohesión debería recuperar uno de los objetivos que ya tuvo en el pasado y que ayudó a la reconversión de las regiones que se encontraban afectadas por procesos de declive industrial, la política industrial como elemento clave.

Para la comunidad autónoma, los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos deberían apoyar los procesos de modernización industrial en las regiones de Europa y en la transición hacia una nueva economía europea que genere más empleos y mayor crecimiento económico en todas las regiones europeas.

El cambio climático y los retos demográficos han sido otros de los elementos incluidos en el documento entregado al Ministerio y que Cantabria defiende en Europa ante las negociaciones del nuevo presupuesto comunitario.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.