Fotografía del lobo localizado en la comarca del Solsonès
Fotografía del lobo localizado en la comarca del Solsonès GENERALITAT DE CATALUNYA

Técnicos del equipo de seguimiento del lobo en Catalunya han registrado fotografías de un lobo en la zona de Port del Comte, entre los municipios leridanos de La Coma i la Pedra, Odèn, Fígols i Alinyà y Guixers.

Los técnicos habían comenzado a detectar algunos indicios de la presencia del animal en septiembre de 2017, como rastros y excrementos, y validaron sus datos en diciembre con la obtención de unas imágenes en una trampa fotográfica, ha informado este viernes en un comunicado la Conselleria de Territorio y Sostenibilidad.

A finales de verano, los expertos también confirmaron siete ataques de lobo a ovejas de la zona, que la Generalitat compensará, de acuerdo con el programa que tiene en marcha de compensación de daños a la ganadería causados por lobo, similar al que aplica con el oso pardo.

Eran los primeros ataques confirmados de un lobo al ganado en Catalunya desde 2010, cuando se detectó un caso similar en la zona de la Sierra del Cadí, entre las comarcas del Berguedà, la Cerdanya y el Alt Urgell.

Para aplicar medidas preventivas que minimicen la afectación de este animal salvaje en la ganadería, técnicos de la Generalitat se reunieron el jueves con ganaderos y representantes de los ayuntamientos del área afectada -La Coma i la Pedra, Odèn, Fígols i Alinyà y Guixers- para consensuar las actuaciones prioritarias a llevar a cabo, como el refuerzo de las vallas de protección para el ganado y otras actuaciones de prevención de ataques.

La Generalitat no tiene en marcha ni prevé impulsar ningún programa de reintroducción del lobo, pero algunos ejemplares entran, de vez en cuando, en Catalunya desde otros territorios.

Desde que el año 2000 se detectó de nuevo la presencia puntual de este animal salvaje en Catalunya, la Generalitat ha puesto en funcionamiento un programa de seguimiento de la especie y medidas de compensación y prevención de daños, para compaginar la existencia de la fauna salvaje con la actividad ganadera.

Actualmente hay detectados en el departamento francés de los Pirineos Orientales tres lobos todos machos y de origen alpino (franco-italiano), de los que dos se mueven a ambos lados de la frontera franco-española.

El animal que se mueve por el norte del Ripollès (Girona) es el que se detecta más a menudo, ya que entra con más frecuencia en territorio español, el otro se deja ver menos en Catalunya, por la zona de la Cerdanya, mientras que el tercer lobo es el detectado entre el Solsonès y el Alt Urgell.

CATORCE FOTOS Y 39 ITINERARIOS

Durante el último año, los trabajos de seguimiento del lobo en Catalunya han incluido la realización de 39 itinerarios sobre nieve repartidos por los Pirineos Orientales, con dos rastros localizados del animal en forma de huellas.

En cuanto a registros con trampas fotográficas, en 2017 se han captado imágenes del lobo en cinco ocasiones con catorce fotografías

y se ha ampliado la red de trampas con dos cámaras más instaladas en Port del Comte.

Consulta aquí más noticias de Lleida.