Así consta en la respuesta a una pregunta del diputado de ECP en el Congreso Fèlix Alonso, consultada por Europa Press, en la que el Gobierno añade que no tiene constancia de ninguna petición formal de la Generalitat para traspasar esta línea.

Y es que según la ley estatal 38/2015 del Sector Ferroviario, la Generalitat puede asumir la explotación de esta infraestructura ferroviaria si ésta queda desafectada por parte del Gobierno, pero debe solicitar el traspaso formalmente.

Por su parte, fuentes de la Conselleria de Territorio y Sostenibilidad han asegurado a Europa Press que la Generalitat sí ha realizado la petición formal para el traspaso de la línea.

Esta actuación se enmarca en la puesta en marcha de la variante Vandellòs-Vila-seca/Perafort del Corredor Mediterráneo, que comporta el desmantelamiento de dicha línea.

En un apunte en Twitter, el alcalde de Salou, Pere Granados, ha celebrado la medida: "Salou consigue una reivindicación histórica eliminando las vías del tren del medio de la ciudad, haciendo desaparecer una barrera para el normal funcionamiento de la vialidad, el peligro y las molestias para las personas. Asimismo, se mantiene la conexión ferroviaria desde la estación de Salou-PortAventura".

Sin embargo, la plataforma Promoció del Transport Públic (PTP) ha lamentado en un comunicado que la línea no se convierta en un tranvía que conecte las principales poblaciones de la Costa Daurada y Tarragona.

"Consideramos que la pérdida del actual corredor ferroviario resultaría irreversible. Si el servicio desparece, también lo hará la demanda actual, y si las vías se levantan será mucho más caro reponerlas", ha sostenido la plataforma.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.