Según detalla la Benemérita en un comunicado, los propietarios de un domicilio presentaron una denuncia el pasado 1 de diciembre sobre la comisión de un robo en el que hipotéticamente se habían sustraído electrodomésticos y equipos informáticos y de música, entre otros efectos, por valor de 3.000 euros.

Inmediatamente, la Guardia Civil efectuó la correspondiente inspección ocular donde, en un principio, se pudo obtener que no quedaba en absoluto probado la preexistencia de los efectos sustraídos. Con el avance de las investigaciones, los agentes del puesto de Fuente Palmera comprobaron que los denunciantes habían notificado la sustracción a una compañía aseguradora que había abierto un expediente por robo, que se encontraba aceptado por la compañía.

Ante ello, los agentes, tras obtener indicios y pruebas suficientes, citaron nuevamente en las dependencias policiales de la Guardia Civil de Fuente Palmera a los denunciantes, que fueron detenidos como supuestos autores de un delito contra la administración de justicia por simular un delito y estafa. Los detenidos y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición de la autoridad judicial.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.