Así lo ha explicado ha Europa Press el concejal de Urbanismo, Infraestructuras y Vivienda del Ayuntamiento, Manuel Saravia, quien ha señalado que la adjudicataria deberá elaborar un informe sobre la ubicación de la rampa de salida, con las opciones iniciales de la calle Jesús o la calle Pasión. La entrada ya está establecida inicialmente por la calle Manzana.

No obstante, el edil vallisoletano ha apuntado que "posiblemente" la solución más viable sería que la salida del garaje se ejecute como un túnel bajo la calle Jesús, con salida por Molinos en curva, debido sobre todo a que la otra, opción, la calle Pasión implicaría afectar a más portales de viviendas y negocios.

Saravia ha confiado en que en estos tres meses se pueda definir bien el proyecto para inicial en primavera el proceso de licitación, aunque ha advertido de que será una obra "complicada".

Asimismo, ha recordado que, en cuanto a la financiación del proyecto, existe la posibilidad de negociar con las concesionarias actuales de las dos plantas del aparcamiento para que realicen aportaciones económicas a las obras o, en caso de que no se logre este extremo, se podría incluir en las Inversiones Financieramente Sostenibles.

El traslado de las rampas de entrada y salida al aparcamiento subterráneo permitirá que la Plaza Mayor sea completamente peatonal, después de que se haya cerrado a todo el tráfico rodado el vial de la acera de San Francisco.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.