Además, la Guardia Civil ha vuelto a investigar a uno de los jóvenes citados, junto a un menor de edad, por otro presunto robo con fuerza en el mismo trastero de Castro Urdiales el 6 de enero, en esta ocasión de una bicicleta y dos esquíes.

En total, en ambos robos el valor de los efectos sustraídos supera los 10.000 euros.

El primero de los robos ocurrió el 24 de agosto, cuando se denunció la sustracción de dos bicicletas valoradas en más de 6.000 euros, y el segundo se cometió el 6 de enero de este año, y fue de una nueva bicicleta de casi 3.500 euros y dos juegos de esquíes valorados en unos 1.000 euros. El instituto armado ha recuperado todos estos efectos.

Tras la primera denuncia presentada por el robo de dos bicicletas en un trastero de la calle El Sable de Castro Urdiales, los agentes averiguaron que se estaban intentando vender en Vizcaya.

La investigación llevó a un joven de 23 años, vecino de la provincia vasca, quien fue interceptado cuando llevaba las bicis en el interior de un vehículo. Posteriormente se identificó a otros dos chicos, vecinos de Castro Urdiales, que el 10 de enero fueron investigados por su presunta participación en el robo.

Mientras la Guardia Civil de Castro Urdiales trataba de esclarecer el robo del trastero, éste sufrió otro robo el 6 de enero, en esta ocasión de otra bicicleta y dos juegos de esquíes.

Dada la coincidencia del lugar los agentes sospecharon que posiblemente alguno de los investigados podía estar relacionado con este nuevo suceso, y averiguaron que los efectos robados podían estar en una lonja de Castro Urdiales, sobre la que establecieron un dispositivo con el que el 11 de enero se localizó a uno de los jóvenes y se encontró la bicicleta y los esquíes.

Tras el hallazgo se averiguó que en este robo participó un menor, siendo investigados los dos.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.