Detenidos por torturar a sus 13 hijos
David Allen Turpin y Louise Anna Turpin, en imágenes cedidas por la Policía tras su detención en Perris (California, EE UU), acusados de torturar a sus 13 hijos. RIVERSIDE SHERIFF DEPARTMENT / EFE

La pareja acusada de encadenar a sus trece hijos en condiciones deplorables en una vivienda de Perris, en California, era profundamente religiosa y creía que Dios los había llamado a tener tantos hijos, según los abuelos de los niños.

David y Louise Turpin han sido acusados de mantener a sus 13 hijos, que tienen entre 2 y 29 años de edad, encerrados en la casa en condiciones insalubres y desnutridos.

Los padres de David Turpin dijeron a ABC News que están "sorprendidos y conmocionados" por las acusaciones contra su hijo y su nuera.

James y Betty Turpin dijeron que David y Louise tuvieron tantos hijos porque "Dios los llamó". Todos ellos recibieron "educación en el hogar muy estricta" y memorizaron "largos pasajes en la Biblia", dijeron los abuelos. Algunos niños intentaron memorizarlo en su totalidad.

Estaban todos muy pálidos, como si no hubieran visto nunca el sol

La última vez que los abuelos visitaron California hace unos cuatro o cinco años, pensaron que los niños estaban delgados pero parecían ser una "familia feliz", comentaron.

Los vecinos dijeron que a veces veían a algunos de los niños salir a trabajar juntos en el césped y luego regresar juntos al mismo tiempo.

"Eran muy pálidos, casi como si nunca hubieran visto el sol", dijo una mujer que vive en el vecindario. "En su mayoría eran chicas, y además de dar la sensación de que no crecían, se veía que estaban todos desnutridos".