Pedro Horrach
Pedro Horrach Europa Press

En una entrevista en IB3 Radio, recogida por Europa Press, Horrach ha explicado que en cuanto a las sociedades participadas han pasado siete años desde que se produjeron los hechos y que el tiempo de prescripción es de cinco años.

Asimismo, el abogado ha indicado que existen "argumentos y muchas posibilidades de que se archive la causa", o al menos en la que él interviene. "Todos los problemas surgidos derivan de una situación de crisis que surgió en 2005-2007, que nadie preveía", ha añadido.

Sobre lo sucedido, Horrach ha expuesto que Sa Nostra "vio una gran oportunidad de hacer negocio a través de la construcción y promoción inmobiliaria y empezó a constituir sociedades participadas".

Con esta acción, ha continuado, "ganó mucho dinero, hasta que en un momento en que llegó la burbuja inmobiliaria y esta sociedades entraron en concurso, no se pudieron devolver las deudas y se entró en crisis".

El abogado defensor del promotor Martín Gual ha negado que Sa Nostra estuviera funcionando sin control ya que había un comité de riesgos, uno de inversiones y analistas. "Los controles estaban y las decisiones se tomaban en un consejo de administración donde estaban representados todos los departamentos que intervenían", ha dicho.

Asimismo, Horrach ha defendido que, una vez objetivado los hechos y tras documentarse, ha constatados que no hubo desvío de dinero "porque no salieron de las cuentas de Sa Nostra".