Planta de Ford en Almussafes
Planta de Ford en Almussafes ARCHIVO

En junio de 2016 una sentencia de la Audiencia Nacional dio la razón a los servicios jurídicos de CCOO y a la sección sindical de Ford. El sindicato interpuso una denuncia por el acuerdo interpretativo de devolución que había firmado con la empresa la mayoría del comité en la Comisión de Interpretación y Vigilancia del Convenio. CCOO lo rechazó porque entendía que el texto del convenio 2014-2018 hablaba de incremento y abonos, pero no de devoluciones.

Según CCOO, la denuncia "confirmó que fue correcto el planteamiento" que defendieron "en la Comisión de Interpretación y Vigilancia del Convenio y en la denuncia". Así, para el sindicato, la justicia "reconoce que la intención de los negociadores del convenio colectivo nunca fue reintegrar las cantidades adelantadas previamente".

"Llega por lo tanto a la conclusión de que el acuerdo alcanzado entre la empresa y la mayoría del comité no se ajustó a derecho, al pactar la obligatoriedad en la devolución de los atrasos cobrados", han explicado desde Comisiones Obreras.

Así, CCOO se ha mostrado "muy satisfecha" con la resolución judicial. El sindicato "gana una importante sentencia en una cuestión que atentaba directamente contra las cláusulas de revisión salarial". "Lo que ha ocurrido en Ford debe servir para detener este tipo de ataques en otras empresas y sectores", ha señalado.

INTERSINDICAL: "DESAUTORIZACIÓN A FORD"

Por su parte, desde Intersindical han considerado esta sentencia como una "desautorización a Ford y también al Comité de Empresa, controlado por UGT, que pretendían recortar los salarios del conjunto de la plantilla". "El TS anula un acuerdo salarial entre UGT y la dirección de Ford, que iba en contra del artículo 32 del Convenio Colectivo", han agregado.

Desde Intersindical han relatado como a principios de 2016, Ford y UGT "pactaron suprimir los retrasos de 2015". "La empresa quería un aumento pactado en el convenio, que era del 0,9%, no tuviera niunún efecto al haberse situado en el IPC de 2015 en un 0%", han agregado.

"La Audiencia Nacional primero y ahora el Tribunal Supremo han dado la razón a los sindicatos que recurrieron este recorte salarial. Una sentencia que obliga a Ford a devolver el dinero que es propiedad de las 9.000 personas que trabajan en la planta", han explicado. Así, han cifrado esta cantidad en 1,3 millones de euros.

Consulta aquí más noticias de Valencia.