Está en la N-340, entre Almuñécar y Nerja. En Granada tenemos uno de los diez tramos de carreteras más peligrosos del país, según un informe de la asociación RACC Automóvil Club.

El estudio, que analiza las vías en función de la accidentalidad registrada entre los años 2004 y 2006, señala el tramo de la N-340 entre Nerja y Almuñécar como uno de los que más riesgos entraña para los conductores.

Los 16,6 kilómetros de longitud del tramo señalado soportan una intensidad media diaria de 12.562 vehículos y registran una media de 15 accidentes al año.

Hay alternativa

Sin embargo, la peligrosidad ha descendido desde la apertura a principios de año de parte de la autovía a Almuñécar, que sirve de alternativa a la carretera nacional.

En el caso de las motos, el punto más peligroso para ellos en la provincia se registra en los últimos 13 kilómetros de la N-323 a su llegada a Motril.