La Audiencia de Girona ha condenado a 10 años de cárcel a Concepció Pelachs, que la madrugada del 3 de junio del 2002 intentó matar a su marido a cuchilladas y posteriormente hizo creer que su pareja se había intentado suicidar al sufrir una depresión.

La sentencia da credibilidad a la versión que el ex marido de la acusada, Albert Colomés, relató en el juicio, celebrado a principios de este mes, y condena a la procesada por un delito de intento de asesinato y le impone el pago de una indemnización de más de 90.000 euros y la prohibición de acercarse a menos de un kilómetro de su ex marido en un plazo de 5 años.

Versión poco creíble

El tribunal considera que la versión de la acusada, que relató que su marido se había querido suicidar clavándose un cuchillo hasta cuatro veces en el tórax y en la barriga, no tiene ninguna solidez.

Relató que su marido se había querido suicidar clavándose un cuchillo hasta 4 veces en el tórax

Para argumentar la sentencia, el tribunal se ha basado en las heridas de defensa que el marido presentaba en las manos, que no tendrían razón de ser en el caso de un intento de suicidio, o en que el marido salió desnudo a la calle pidiendo auxilio.

Por lo que se refiere a la nota de suicido que se encontró en la casa, que decía "Os quiero mucho, perdonadme", la sentencia recoge la aportación hecha por los peritos, que no pudieron concluir si la nota había sido o no escrita por la víctima.

El marido tuvo que ser ingresado en el Hospital Josep Trueta de Girona por unas heridas que si no se hubieran tratado rápidamente le habrían causado la muerte.

El fiscal y la acusación particular, ejercida por la víctima, solicitaron para la procesada 14 años de cárcel, mientras que la defensa solicitó la absolución.

CONSULTA AQUÍ MAS NOTICIAS DE GIRONA