"Creo que es contraproducente, una irresponsabilidad, generar alarma social por la presencia de un oso que atacó las colmenas, algo que ocurre en Cantabria con cierta frecuencia; en Cantabria, en Palencia y en Asturias", ha apostillado a preguntas de la prensa.

Lucio ha insistido en que la existencia de osos en las cercanías de los pueblos a la búsqueda de comida, como miel en este caso, o fruta, es "algo habitual" en la región, además de que en los últimos años "afortunadamente" se ha incrementado la presencia de osos, tanto en Cantabria como en el resto del núcleo oriental de la Cordillera Cantábrica, gracias a las actuaciones de conservación de la especie.

En este sentido ha subrayado que se trata de un caso "absolutamente diferente" de el del oso herido en la comarca de Liébana, que es "una singularidad" en la que la Consejería de Medio Rural está trabajando desde el pasado 2 de noviembre.

"Creo que es muy mala política intentar hacer alarma social en una cuestión que es absolutamente delicada y que se debe tratar con toda prudencia por el bien de la especie y de la convivencia entre el hombre y los osos", ha sostenido el director general.

Lucio ha realizado estas declaraciones tras participar, junto al consejero de Medio Rural, Jesús Oria, al acto de reconocimiento de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) a la Red Cántabra de Desarrollo Rural por su colaboración en la observación del clima, que se ha celebrado esta mañana en la delegación territorial.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.