Presentación de la fiesta de Jarramplas de Piornal (Cáceres)
Presentación de la fiesta de Jarramplas de Piornal (Cáceres) DIPUTACIÓN DE CÁCERES

Así, aunque no se tiene una estimación del número de personas que se acerca a la localidad a disfrutar de esta fiesta legendaria, este año se intentará realizar un recuento por el número de coches que se encuentren en la localidad en las horas centrales del festejo.

Además, la fiesta contará con otra cifra histórica ya que, este año será un solo Jarramplas (Cándido Moreno) el que se enfrente a los 23.500 kilos de nabos que lanzarán los piornalegos y piornalegas este fin de semana. Le acompañarán en sus salidas por el pueblo cinco mayordomos que son además los encargados de confeccionar las "llamativas y pesadas" máscaras, de forma cónica y con cuernos, que pesan entre 12 y 14 kilos.

Por su parte, el traje de Jarramplas pesa 40 kilos y consta de una especie de armadura, también de fibra de vidrio, y un pantalón y chaqueta a los que se les cose más de 3.000 cintas de colores. Esta llamativa fiesta tiene un origen "incierto", aunque se cree que Jarramplas fue un ladrón de ganado, al que los vecinos del pueblo, "cansados de sus hurtos", le hicieron frente con una "lluvia de hortalizas" que tenían plantadas en sus huertas, entre ellas nabos.

La presidenta de la Diputación de Cáceres, Rosario Cordero, y el alcalde de Piornal, Ernesto Agudiez, acompañados del Jarramplas de este año, han presentado la nueva edición de una de las fiestas "con más identidad" de la provincia.Jarramplas

Así, Jarramplas será encarnado en esta ocasión por Cándido Moreno, un solo Jarramplas que será perseguido por los vecinos y vecinas y golpeado por los nabos que se le lanzarán. Sin embargo, junto al carácter pagano y lúdico, esta es una fiesta también llena de fervor y religiosidad, una fiesta en la que San Sebastián se deja adorar y procesionar entre ofrendas, peticiones y Alborás.

Cándido Moreno, que ya se vistió de Jarramplas en 1999 y en 2002, ha explicado los sentimientos que conlleva encarnar a este personaje elaborado con un traje y una máscara de fibra de vidrio que pesa cerca de 50 kilos. "Es orgullo, pasión, emoción y satisfacción por mantener las tradiciones y por que el pueblo se divierta", ha indicado. "Creo que después de esta ya no habrá otra vez, porque hay una lista de espera hasta 2039", concluye.

Aunque Jarramplas es un personaje pagano esta festividad no podría entenderse sin su otro protagonista, San Sebastián, santo de la fiesta, al que se le rinde culto el 20 de enero. De hecho, Jarramplas encarna al "Mal" y San Sebastián al "Bien", representando así una "simbiosis perfecta entre lo pagano y lo divino"

El alcalde piornalego ha agradecido el esfuerzo y el apoyo continuo de la Diputación de Cáceres con el turismo, la cultura y las tradiciones de los pueblos, en referencia a las ayudas destinadas a las fiestas de interés turístico, así como al impulso para la apertura de los centros de interpretación. En este sentido, ha recordado que "durante todo el año la gente puede visitar el museo interactivo de Jarramplas que hemos se ha abierto".

Por su parte, la presidenta provincial ha recordado que el "turismo es una pata muy importante de la economía de nuestra tierra y, entre todos, tenemos que conseguir mantener la identidad, la cultura y las tradiciones porque todo eso genera puestos de trabajo y mantiene población en nuestro medio rural".

Consulta aquí más noticias de Cáceres.