Según ha informado la Policía Local en una nota de prensa, sobre las 01,00 horas del 23 de diciembre de 2017, una unidad del cuerpo fue comisionada por la sala del 092 para que se dirigiera a un domicilio donde una anciana estaba esperando a los agentes "en la puerta, ya que su hijo" le había "metido a una mujer en la casa", teniendo una orden de alejamiento de la madre.

Trasladados de inmediato al lugar, los policías encontraron a la señora en la calle pasando frío, manifestándoles que su hijo había "metido en su casa a una amiga, la cual tiene una orden de alejamiento contra ella, además que continuamente la insulta, la amenaza, por lo que le da miedo estar con ella".

Una vez que la unidad policial acompañó a la mujer mayor hasta su domicilio, comprobó que era el hijo y no su amiga el que tenía tres órdenes de alejamiento, en procedimientos de violencia en el ámbito familiar de tres juzgados distintos de la capital, respecto de la madre. Como también le constaba una orden de búsqueda, detención y personación dictada por otro juzgado granadino, fue detenido, informado de sus derechos y puesto a disposición judicial. La amiga abandonó la casa de la señora.

Consulta aquí más noticias de Granada.