Estos regidores han señalado en una nota de prensa remitida por el Ayuntamiento de Píñar, que en el desarrollo del encuentro, los representantes de Endesa expusieron el estado actual en el que se encuentra el tendido y la situación del suministro eléctrico, la cual relacionaron con "sobrecargas producidas por enganches ilegales" y por "accidentes naturales, como la caída de las líneas provocada por los pájaros que chocan con ellas".

La reunión tuvo lugar a instancias de la plataforma de afectados por los cortes del suministro eléctrico de los Montes Orientales', conformada por los alcaldes de los municipios de Píñar, Iznalloz, Guadahortuna, Dehesas Viejas, Domingo Pérez, Deifontes, Benalúa de las Villas, Pedro Martínez, Alamedilla, Torre Cardela, Gobernador, Moclín, Campotéjar, y Montejícar.

Para sus representantes, "Endesa tiene las líneas abandonadas", y, "en contra de lo que argumenta, no invierte lo necesario en ellas, a pesar de obtener un gran beneficio económica de las mismas".

Si bien es cierto que existen enganches ilegales, mantienen que "es una cuestión que debe resolver la empresa, investigando dónde y "cómo se realizan y qué deben hacer para acabar con los mismos, ya sea a través de más vigilancia, denuncias o soterrando las líneas, algo que es una demanda de esta plataforma".

En este sentido, "los microcortes llevan produciéndose ya durante muchos años, creando un grave perjuicio a todos los municipios de los Montes Orientales", por lo que hacen "hincapié en el soterramiento de las líneas de alta tensión, con lo que se evitaría de manera real, tanto los enganches ilegales, como el efecto de los accidentes naturales sobre las mismas, bien sea por efectos climatológicos y la intervención de la fauna local".

"Estamos ya cansados de que nos reúnan y quieran mantenernos callados, al explicarnos en qué se gastan el dinero", han explicado, para agregar que van "a seguir peleando y llevando a cabo las acciones legales y mediáticas que se requieran para que esta situación llegue a su fin y cesen los cortes en el suministro".

"Los microcortes están provocando que la calidad de vida de todos los ciudadanos caiga en picado, al no poder mantener sus hogares en condiciones de vida digna, además de estar causando daños en todo tipo de aparatos eléctricos, tales como electrodomésticos domésticos, equipos de frío de comercios" o equipos informáticos, y motores de agua, entre otros. También han aludido a otros efectos como los que tienen sobre la conexión a Internet.

"Los motores y bombas de pozos de abastecimiento de agua se paralizan por completo, incluso han llegado a su total destrucción en algunos casos, obligando a su reposición, con un coste aproximado de 40.000 euros por bomba", han indicado desde la plataforma, que, por último, ha instado a los vecinos a que "realicen sus quejas por escrito para poder recogerlas y trasladarlas" a Endesa.

MÁS DE 550.000 EUROS

Por su parte, la empresa eléctrica ha subrayado a Europa Press que los alcaldes recibieron información sobre las medidas que la empresa eléctrica va a poner en marcha para mejorar la calidad del suministro eléctrico y subsanar los "microcortes" de luz, con un plan de inversión de más de 550.000 euros para la zona en 2018.

En la reunión, celebrada en Iznalloz, participaron, según las fuentes de la empresa, el jefe del servicio de Industria de la Junta de Andalucía en Granada, Alejandro Girela, y alcaldes de la zona como los de Iznalloz, Ana Belén Garrido (PP); Guadahortuna, Josefa Caballero (PSOE); y Píñar, Eloy García (IU).

Endesa puso sobre la mesa las medidas que ya se han implementado, y que estos "microcortes" están relacionados con la sobrecarga de la red, muchas veces relacionada con "enganches ilegales", y por la propia situación geográfica de estos municipios. Asimismo, mantendrá reuniones en las próximas semanas con cada uno de los municipios para analizar la problemática concreta de estos pueblos, y analizar las medidas que se han tomado y las que se van a desarrollar en cada uno de ellos.

El plan de inversiones de Endesa para este año prevé la instalación de dos telemandos que permitirán el control remoto de la red. Gracias a los nuevos telemandos, que se unen a los otros ocho instalados en 2017, se logra actuar por control remoto, "de forma rápida", ante una incidencia en la red de distribución.

A estas actuaciones se unen las que Endesa implementará durante 2018 en la red de alta tensión, las cuales han comenzado con la instalación de aisladores en el cableado de la línea de Atarfe, en el área metropolitana granadina, con el fin de "evitar que los cables se entrelacen en el momento que bandadas de pájaros salen volando al unísono, una casuística que se da especialmente en esta zona", según la información facilitada por la empresa suministradora, que ha detallado que esta actuación supone una inversión de 11.000 euros.

La eléctrica tiene asimismo previsto invertir otros 500.000 euros en la renovación de la subestación Pedro Martínez, en la que instalará un nuevo sistema de telecomunicación y de control remoto, por lo que será más fácil y rápido actuar en esta línea ante cualquier incidencia.

Además, Endesa ha aprobado recientemente en su nuevo plan estratégico, una inversión para el trienio 2018-2020 de 480.000 euros para la parte más oriental de la comarca, dotando de una segunda alimentación a la línea Pedro Martínez-Moreda que permite "abastecer de suministro por esta vía alternativa en caso de incidencia en la línea principal".

Consulta aquí más noticias de Granada.