La Diputación activa el protocolo de invierno en la Red Provincial de Carreteras
La Diputación activa el protocolo de invierno en la Red Provincial de Carreteras EUROPA PRESS/DIPUTACIÓN DE ALMERÍA

Todos ellos están en alerta para dar respuesta a las incidencias que se puedan dar en alguno de los 1.200 kilómetros de carreteras de la provincia, y para limpiar y retirar la nieve para reducir al mínimo el tiempo en el que se produzcan cortes en las vías de la Alpujarra, Los Vélez, el Almanzora y la Sierra de los Filabres, según ha explicado, en un comunicado, la Diputación de Almería.

En la actualidad, solo hay una carretera que está sufriendo un corte total y, gracias al trabajo de la Diputación en las vías provinciales, no hay ningún núcleo de población aislado. La carretera cortada es la AL-5402 entre Bayárcal y la Estación Recreativa del Puerto de La Ragua.

Además, hay otras tres carreteras en las que está trabajando el Servicio Provincial de Carreteras y en las que hay restricciones para vehículos pesados, que no pueden circular, y ligeros, que sólo pueden hacerlo utilizando cadenas.

Se trata de la carretera AL-9102 entre Topares y Cañada de Cañepla, la AL-3102 entre Velefique y Bacares, y la AL-5405 entre Abla y Escúllar. En las tres vías, los vehículos ligeros están obligados a circular con cadenas, mientras que los pesados tienen prohibido el paso.

El diputado de Fomento, Óscar Liria, ha explicado que el objetivo de este Plan de Vialidad Invernal es "establecer un protocolo de actuación y de comunicación en casos de emergencia que pudieran afectar a la circulación de los vehículos en la Red Provincial de Carreteras, por causas como lluvias, hielo, nieve, accidentes o situaciones de graves daños en elementos funcionales de la vía".

El objetivo de este dispositivo "es garantizar la vialidad en condiciones de seguridad y fluidez en la red a la mayor brevedad posible, informando al mismo tiempo a los usuarios de posibles condicionantes en la circulación. Este protocolo pretende dar respuesta rápida y eficaz a las situaciones de riesgo en las carreteras de competencia de la Diputación de Almería, incluidas las producidas por causas meteorológicas adversas, como hielo y nieve. De este modo, evitamos y minimizamos las molestias a los vecinos las zonas afectadas".

El equipo está conformado por 51 personas, en las que se incluyen el jefe del Servicio de Vías Provinciales; el jefe de Sección de Conservación; el encargado general del Servicio de Vías Provinciales, responsable de organizar y coordinar el empleo de los medios propios disponibles y de colaboradores externos necesarios para garantizar la vialidad; y dos capataces de Brigadas de Conservación en la Zona Sur y la Zona Norte de la provincia, que serán los responsables de dirigir a las unidades operativas de conservación de carreteras de maquinistas y peones de conservación.

También se incluye un capataz de señalización; un capataz de maquinaria; diez capataces de zona; ocho maquinistas de conservación, responsables de conducir maquinaria; dos conductores de transporte, responsables de trasladar a los peones; catorce peones de conservación, responsables de señalizar y realizar tareas de carácter manual; diez maquinistas de apoyo a la vialidad invernal pertenecientes al departamento de maquinaria; y autónomos o maquinistas externos, responsables de conducir maquinaria externa.

El diputado Óscar Liria ha apuntado que los medios materiales previstos en este protocolo son: seis palas provistas de cadenas, seis motoniveladoras provistas de cadenas; dos camiones de carga de sal para su distribución sobre calzada en zona sur y zona norte; dos furgonetas de transporte de peones; diez vehículos para la gestión y traslado a los lugares de trabajo; diez vehículos para la vigilancia de la red; un mini retro y barredoras para la limpieza de la calzada; dos dúmper para limpieza; seis almacenes permanentes de sal y varios provisionales; y maquinaria de colaboradores externos apta para la lucha contra el hielo y la nieve.

Consulta aquí más noticias de Almería.