Instituto Sagasta de Logroño
Instituto Sagasta de Logroño EUROPA PRESS

Esta cantidad se plurianualizará en tres ejercicios: 800.000 euros en 2018; 9,9 millones de euros en 2019; y 15,1 millones para 2020. El plazo de ejecución de los trabajos es de 30 meses, por lo que se espera que los mismos concluyan a finales de 2020 o principios de 2021.

Según establece el pliego de condiciones, la adjudicación de los trabajos se realizará mediante procedimiento abierto. A la hora de valorar las propuestas, se tendrán en cuenta varios criterios de adjudicación además de la oferta económica, dada la complejidad técnica de la reforma y la especialización en diferentes trabajos que requiere la actuación.

En concreto, se tendrán en cuenta valores automáticos y no automáticos. Entre los primeros figuran los siguientes: valoración económica (de 0 a 40 puntos), mantenimiento de las instalaciones (de 0 a 7 puntos) y ampliación del plazo de garantía (de 0 a 3 puntos).

Y por otro lado, el criterio dependiente de un juicio de valor será la memoria de ejecución del proyecto (que computará entre 0 y 50 puntos) y compensará aspectos como el análisis de la complejidad de los procesos constructivos necesarios para la ejecución de la obra descrita en el proyecto técnico; la programación de la obra y distribución del equipo técnico; y el análisis técnico de la seguridad en la obra, entre otros.

Las propuestas podrán presentarse en el plazo de 26 días a contar desde la publicación del anuncio del contrato, prevista para mediados de febrero.

Los trabajos de reforma del instituto se llevarán a cabo de forma coordinada con la remodelación de la Glorieta del Doctor Zubía, atendiendo al convenio suscrito a principios de mes con el Ayuntamiento de Logroño.

De esta forma, el Consistorio espera licitar el proyecto de la Glorieta 18 meses antes de la previsión de conclusión de las obras del Sagasta, a fin de que ambas obras concluyan en un horizonte paralelo en el tiempo.

EL PROYECTO.

El proyecto, redactado por el arquitecto Miguel Fernández Rueda, racionalizará los espacios y mejorará la iluminación natural, la eficiencia energética del edificio y su adaptación a la normativa actual en materia de seguridad y accesibilidad, con el objetivo de adaptar el edificio a las necesidades educativas del siglo XXI y potenciar su vertiente cultural y social, el proyecto.

En este sentido, contempla mantener como principal la fachada norte, por la que se accederá a salas emblemáticas como el salón de actos, el aula magna o la biblioteca, y propone una segunda entrada en la fachada de Duquesa de la Victoria, que utilizarán principalmente los alumnos. Esta distinción permitirá un horario de apertura y un control de accesos independientes para ambos espacios.

Dentro del edificio, en la planta baja se situarán 1º y 2º de ESO, mientras que 3º y 4º irán a la planta 1, y Bachillerato se alojará en la segunda planta. En planta baja estos grandes espacios se destinan a usos deportivos y culturales.

Los dos patios interiores se cubrirán para minimizar el exceso de sol en el interior del edificio en determinadas épocas y horarios, y generar espacios de recreo que podrán utilizarse durante todo el año. La escalera imperial se recuperará, al tiempo que se creará una nueva junto al vestíbulo y acceso sur para minimizar los recorridos de los alumnos por el interior del edificio.

El programa docente dispone de diez aulas en la segunda planta, doce en la primera y ocho en la baja. Además contará con dos aulas de informática, laboratorio de física, laboratorio de química, laboratorio de ciencias naturales, aula de plástica y de música, taller de tecnología, aula magna y salón de actos.

Igualmente, tendrá espacios destinados al profesorado, la jefatura de estudios, dirección, conserjería, aseos, limpieza, etcétera. La superficie útil total destinada a espacios docentes será de 8.689 metros cuadrados.

El programa cultural cuenta con diversas salas que podrían ser utilizadas para exposiciones temporales o permanentes, con acceso y aseos independientes, y una superficie útil total de 1.312,3 metros cuadrados.

Por su parte, el programa deportivo dispondrá también de acceso, aseos y vestuarios independientes, y un gimnasio al que se le podrá incorporar uno de los patios cubiertos, con una superficie útil total de 990,8 metros cuadrados.

De esta forma, el centro contará con una superficie útil total de 10.992,10 metros cuadrados y una superficie construida total de 14.583,70 metros cuadrados.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.