Fábrica de Artillería.
Fábrica de Artillería. EUROPA PRESS

El Ayuntamiento de Sevilla ha encargado a la sociedad limitada Hermanos Campano un contrato de 58.270 euros, para acometer una "auscultación" del subsuelo de la Real Fábrica de Artillería, edificada en 1782 y declarada Bien de Interés Cultural (BIC), a la búsqueda de posibles "restos o estructuras arquitectónicas en todo el recinto", después de que las actuaciones acometidas hasta ahora hayan arrojado el descubrimiento de "túneles, bóvedas y maquinaria bajo el pavimento actual".

La antigua Real Fábrica de Artillería, un complejo de naves, talleres y almacenes de 20.372 metros cuadrados de superficie, con fachada principal hacia la calle Eduardo Dato y de titularidad municipal, es desde hace años objeto de no pocas actuaciones de conservación y mejora, de cara a su adecuación como futuro contenedor cultural de la ciudad.

En marzo de 2014, por ejemplo, concluyeron unas obras urgentes de consolidación y resanado de las cubiertas y las fachadas del conjunto arquitectónico. Ya en septiembre de 2015, arrancaba una actuación contratada por más de 1,1 millones de euros, para trabajos de conservación y restauración de las zonas conocidas como "fundición mayor", "fundición menor" y los talleres de herramientas.

Estas obras, así, incidían en algunas de las zonas más singulares y espectaculares de este antiguo y emblemático complejo; la imponente Catedral con sus fundiciones vieja y nueva y los talleres de herramientas.

"AUSCULTACIÓN DEL SUBSUELO"

El caso es que después del desarrollo y prolongación de estas obras, encomendadas a la empresa Ferrovial Agroman, el Consistorio hispalense ha adjudicado ahora a la empresa Hermanos Campano un contrato de 58.270 euros, para "la auscultación del subsuelo" del complejo, al objeto de "detectar la posible existencia de estructuras subyacentes en todo el recinto".

Y es que según la memoria técnica del contrato, recogida por Europa Press, "durante la ejecución de las obras ya finalizadas, se ha realizado un seguimiento arqueológico preventivo" y "tras la apertura de las zanjas, han sido encontrados túneles, bóvedas y maquinaria bajo el subsuelo del nivel de pavimento actual", en las naves del taller de escorias, la nave de fundición de proyectiles y el espacio libre que separa la fábrica de las edificaciones colindantes del barrio de San Bernardo.

Por eso, esta actuación está destinada a "realizar trabajos de auscultación e investigación del subsuelo, para detectar la posible existencia de restos o estructuras arquitectónicas en todo el recinto de la fábrica" y así "aumentar el conocimiento" del complejo arquitectónico y contar con "datos que podrán condicionar los usos y la intervención de rehabilitación final".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.