Los Mossos d'Esquadra y las policías locales de los municipios de Sant Andreu de Llavaneres y Mataró (Barcelona) buscan a un hombre joven, de entre 30 y 35 años; no demasiado alto, alrededor de 1,65 metros; labios gruesos; piel morena, y cabello negro, corto y rizado como presunto violador de la estación.

Según el retrato robot que los investigadores han hecho del sospechoso, y al cual ha tenido acceso la ACN, el hombre vestía chándal oscuro y una sudadera con capucha el día de la agresión. Según la descripción que hacen los investigadores podría ser una persona de origen extranjero "posiblemente marroquí".

La ficha del sospechoso de la violación a la estación de tren de Llavaneres apunta a un hombre joven, de complexión normal y su imagen hace días que se ha difundido por todas las comisarías de la zona para que las patrullas la tengan en cuenta y poder identificar posibles sospechosos que se ajusten al perfil.

Este jueves se cumplen dos semanas de los hechos del pasado 28 de diciembre pero a estas alturas no se ha producido todavía ninguna detención. Desde que trascendieron los hechos, el pasado lunes, se han ido sucedido las muestras de apoyo a la víctima y de rechazo a la violencia machista. El martes se hizo una concentración en Llavaneres, donde pasaron los hechos, y este jueves a las 19.30 horas se repetirá en Mataró, de donde era vecina la víctima.

En este sentido, el alcalde de Mataró, David Boto, ha querido expresar el "máximo apoyo" a la víctima y su entorno y ha anunciado que cuando se abra la causa contra el violador, el Ayuntamiento de Mataró se personará como acusación. Boto ha pedido confianza hacia los investigadores.La policía, asegura tiene un "muy buen equipo" y pide paciencia para que puedan hacer su trabajo y el violador acabe "pagando por lo que ha hecho".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.