El concejal de Infraestructuras y Accesibilidad, Rodrigo A. Romero, ha destacado que "la introducción de la tecnología LED permitirá un ahorro en la factura que paga el ciudadano por el consumo de luz, además de dar más seguridad y mantener un barrio en condiciones dignas".

La obra civil ya está prácticamente realizada, a la espera de las calles Médico Josep Darder y Uetam, donde falta instalar los nuevos puntos de luz. Se espera dar por terminada la obra el próximo mes.

En general, se han incorporado equipos de cinco niveles en 834 farolas, se ha ajustado la potencia a 832 farolas, se han sustituido por bombillas LED 154 puntos de luz, se han colocado 74 nuevos puntos con este tipo de tecnología y se ha llevado a cabo la unificación de cuadros, pasando de 21 cuadros iniciales a siete cuadros finales con calificación energética A.

Esta intervención en el barrio de Pere Garau forma parte del nuevo contrato de mejora del alumbrado de los barrios de Palma para el período comprendido entre los años 2015 y 2019.

Este nuevo modelo de gestión integral del alumbrado exterior y de mejora de la eficiencia energética está cofinanciado en un 50% por los fondos Feder.

Romero ha explicado que han previsto "una inversión de 21,7 millones de euros para nuevas actuaciones, lo que supondrá actuar sobre unos 25.000 puntos de luz de la ciudad".