Verónica Pérez
Verónica Pérez EUROPA PRESS

Después de que el alcalde de Pedrera haya descartado dimitir y haya acusado este jueves al PSOE de favorecer el "caldo de cultivo" de los incidentes en el municipio, Verónica Pérez ha manifestado a los periodistas que Nogales está actuando como "los malos políticos, echando balones fuera y no asumiendo sus responsabilidades".

Verónica Pérez ha insistido en que las declaraciones de Nogales afirmando delante de sus vecinos que le gustaría ver a "gente fusilada" fueron absolutamente "lamentables e intolerables" en un representante público.

Ha manifestado que ni los vecinos de Pedrera ni los habitantes de la sierra sur sevillana, a los que representa la Diputación provincial, merecen que un representante público haga unas declaraciones "antidemocráticas e intolerables" y por ello ha insistido en exigir su dimisión inmediata.

Asimismo, Verónica Pérez ha exigido a Maíllo una reacción ante esas manifestaciones de un cargo público de Izquierda Unida, porque "está mudo". Según ha apuntado el coordinador general de IULV-CA suele dar "muchas lecciones de ética y casualmente ahora, cuando se produce un hecho tan grave de un alcalde de IU, calla".

"Queremos saber cuál es su reacción y que le exija la dimisión", ha insistido la dirigente socialista.

Asimismo, Pérez ha querido dejar claro que, ante la tensión social que se ha vivido en Pedrera, los socialistas han colaborado en todo momento para "restablecer la calma y la paz social", que es lo que deberíamos hacer todos los representantes públicos, empezando por el alcalde, en lugar de optar por hacer una declaraciones "incendiarias y radicales".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.