Según fuentes de la Comisaría Provincial, policías que patrullaban, en un vehículo oficial sin distintivos, vieron en la calle Heliodoro Morales la presencia de un joven que "caminaba en actitud vigilante", por lo que procedieron a su identificación, una situación en la que se mostró "muy nervioso",

Al manifestarle que iban a efectuarle un cacheo de seguridad, el joven les entregó voluntariamente un pequeño trozo de hachís, pero advirtieron que, junto a la goma del chándal que vestía, sobresalía un bulto, tras lo que comprobaron que se trataba de otro trozo más grande de la misma sustancia. El peso total de ambos paquetes era de 32 gramos.

La actitud del joven, la distribución de la sustancia y el hecho de que le constan antecedentes, presuponen que el destino de la misma era la venta al menudeo, por lo que procedieron a su detención, ha informado la Policía Nacional.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.