Los trabajos han consistido en la substitución de un seccionador convencional por uno de última generación que permite localizar más rápidamente posibles incidencias y acelerar el restablecimiento del suministro a los clientes afectados.

También se ha instalado un sistema de actuación remota y equipos de comunicaciones que permiten accionar a distancia sus elementos de maniobra desde el centro de control que Endesa tiene en Barcelona.

Consulta aquí más noticias de Girona.