La ola de frío y nieve  llega a poblaciones de costa como Barcelona
Sal preparada para combatir el hielo y la nieve en la zona alta de Sarrià-Sant Gervasi (Miquel Taverna).
Lejos de quedarse en las letras de los villancicos, este año la nieve llega a las ciudades catalanas, verdaderamente, como presagio de la Navidad. Y lo puede hacer incluso en la costa barcelonesa. Ayer, ya se batió el récord de consumo eléctrico en España, con 45.450 megavatios a las 18.53 horas (el anterior era de enero de 2005).

Las predicciones meteorológicas auguran un descenso generalizado de las temperaturas, que incluso en el litoral podrían descender hasta menos de 3 oC, a partir de la cual puede nevar. En el sur de Catalunya, nevará a partir de los 200 metros. En la Terra Alta se ha suspendido el transporte escolar.

Nevada en Montserrat

Ya ayer, en Tarragona y Girona se alcanzaron temperaturas de 3 oC, y para hoy la previsión es que la nieve llegue a 5 cm de grosor en el noreste. En la provincia de Barcelona puede rondar los 2 cm. Ayer ya nevó en la montaña de Montserrat. Y, de madrugada, las temperaturas bajo cero reinaban en los termómetros del norte. En la Vall d’Aran se alcanzaron -10 oC y en la Vall de Núria se llegó a los 15 oC bajo cero.

En Barcelona ciudad el frío se tradujo en 4 oC. Aquí se han dispuesto puntos con sal contra las nevadas en las calles. En Sarrià-Sant Gervasi hay 43. Horta, Nou Barris, Gràcia y Les Corts, también tienen. En el centro de la Península podría descargar con fuerza el temporal de nieve.

La industria reutilizará el agua

Para reutilizar las aguas industriales generadas en Catalunya se ha puesto en marcha un plan pionero en el Estado que deberá permitir el ahorro, a partir de 2010, de unos 58.000 millones de litros de agua al año. Una cifra que equivale a llenar 20 veces el Camp Nou. De momento, la Agència Catalana de l’Aigua y el Consell General de Cambres de Catalunya han instalado ya 13 plantas piloto de tratamiento de aguas. La iniciativa servirá para paliar los efectos de la sequía. Precisamente, el Departamento de Medi Ambient i Habitatge alertó ayer que continúa el descenso de las reservas de pantanos y ríos e hizo un nuevo llamamiento al ahorro de consumo. La previsión de excepcionalidad se mantiene hasta inicios de 2008.