Unos desconocidos robaron antes de ayer la figura del Niño Jesús y le cortaron la cabeza a la del rey Melchor, en el belén que cada año realiza un grupo de personas mayores en la plaza de la Vila del Prat. La Policía ignora la identidad de los autores del asalto y resalta que no es el primer año que ocurre este acto vandálico. Poco después se encontraron trozos de la figura del Niño Jesús en una plaza próxima, y la cabeza del más anciano de los Reyes Magos apareció flotando en el agua de un estanque del belén, que este año se había recreado con temática marinera. Hubo críticas por la falta de vigilancia.