Exterior de la fachada de la guardería de temporeros
Exterior de la fachada de la guardería de temporeros EUROPA PRESS/AYTO. JÓDAR

El alcalde de Jódar, José Luis Hidalgo (PSOE), ha indicado a Europa Press que llevan varias semanas acotando zonas de guardería y actualmente están clausuradas el 50 por ciento de las instalaciones de un edificio construido en 2007 cuando gobernaba IU en el municipio.

Hidalgo ha señalado que la construcción de la guardería temporera fue "un pago en especie" de la empresa que se hizo con el contrato de explotación de la cantera municipal. El edificio de la guardería, de dos plantas y algo más de 2.000 metros cuadrados, supuso una inversión de 1.044.000 euros, que fueron sufragados por la empresa.

"Desde el principio se detectaron desperfectos, pero eran mínimos", ha señalado el alcalde. Sin embargo, con el uso, las instalaciones se han ido deteriorando "a velocidad de vértigo" y actualmente, además de ventanas y puertas que no cierran, presenta tabiquería que se mueve con solo tocarla, suelos hundidos y desprendimientos de parte del falso techo del comedor.

Ante este panorama, el alcalde ha optado por decretar la clausura de parte de las instalaciones ya que su cierre completo supondría "generar un problema a muchas familias que están trabajando en la aceituna y dejan a sus hijos en la guardería". Por eso, se han acotado las zonas en peor estado, mientras que en la parte que sigue operativa se encuentra en "permanente vigilancia diaria por el aparejador municipal" para certificar que "no hay ningún riesgo".

"No queremos exponer a los menores a ningún riesgo ni tampoco a los profesionales", de ahí que el Ayuntamiento no deje de supervisar estas instalaciones que también se utiliza como centro de día para menores de familias en riesgo de exclusión, tal y como explica el alcalde.

Desde el Ayuntamiento se está estudiando toda la documentación para ver qué se puede hacer para que la guardería temporera vuelva a tener sus instalaciones en perfecto estado. Por lo pronto, se está viendo la posibilidad de ejecutar el aval de 300.000 euros que depositó la empresa que explota la cantera para destinar el dinero al arreglo de estas instalaciones municipales.

Para ello, ya se está trabajando por los servicios técnicos en un listado de desperfectos y la cuantificación económica de los mismos. Además, Hidalgo ha señalado que desde los servicios jurídicos del Ayuntamiento "no descartamos ni renunciamos a ninguna vía" para denunciar lo ocurrido con esta infraestructura municipal.

El alcalde ha señalado que tiene previsto reunirse "de forma inmediata" con los padres y madres de los menores usuarios de estas instalaciones para explicarles cuál es la situación y los pasos que se están dando, además de hacerles llegar "un mensaje de tranquilidad" porque todo lo que se están haciendo tiene un claro "carácter preventivo".

Consulta aquí más noticias de Jaén.