Sáez Aguado, en el centro, hace balance de las listas de espera
Sáez Aguado, en el centro, hace balance de las listas de espera EUROPA PRESS

La lista de espera quirúrgica en Castilla y León ha disminuido a lo largo de 2017 un 13,1 por ciento, hasta 24.495 personas, mientras que la demora media se ha reducido en 29 días (un 27 por ciento) y se sitúa en 78 días.

Así lo ha afirmado el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, quien ha hecho balance en esta materia del año 2017, cuando considera que ha habido una tendencia "muy positiva".

En concreto, el número de pacientes que se encontraban esperando una operación en alguno de los hospitales de Sacyl a fecha de 31 de diciembre de 2017 era de 24.495, es decir, un total de 3.715 personas menos que en la misma fecha del año anterior. Esta disminución supone que la lista de espera quirúrgica ha descendido un 13,1 por ciento en el último año. La tasa de pacientes en espera por cada 1.000 habitantes sitúa en 10,34 frente al 11,85 del pasado ejercicio.

La demora media se ha situado en 78 días, 29 menos que hace un año, un 27 por ciento menos, algo que en opinión del consejero es "lo más importante". Por otra parte, todos los pacientes calificados con prioridad 1 han sido intervenidos antes de 30 días.

La evolución de la espera media en los distintos hospitales públicos de Castilla y León ha sido en su mayoría muy positiva y ya once de ellos se encuentran con una demora media inferior a los 70 días, ha explicado el consejero, quien ha aclarado que la concertación se ha mantenido en el entorno del 4 por ciento, con una tendencia estable. Esto, ha añadido, supone que el 96 por ciento de la actividad quirúrgica se hace con medios públicos.

Así, en términos generales destacan cifras como la del Complejo Asistencial de Palencia, con 34 días de demora media, o el Complejo Asistencial de Ávila, con 48, así como los complejos asistenciales de Soria y Zamora, con 49 días cada uno.

Además, algunos hospitales con tiempos de espera superiores muestran sin embargo una evolución muy positiva. El consejero ha destacado el esfuerzo del Hospital del Bierzo, que en un año ha pasado de 243 días de demora media a 95 en la actualidad, lo que supone un descenso interanual del 61 por ciento y ha reducido los pacientes en espera en un 31 por ciento.

BUENOS RESULTADOS

También destaca la evolución del Hospital Clínico Universitario de Valladolid, que ha pasado de 89 a 63 días de demora media -una disminución del 29 por ciento- y reducido los pacientes en espera en un 30 por ciento.

Por su parte, el Hospital de Salamanca, pese a mantener cifras elevadas de pacientes en espera, ha conseguido reducir la demora media en un 23 por ciento en este año.

Sáez Aguado ha señalado que, además, en 2017 también ha mejorado el rendimiento quirúrgico para disminuir la lista de espera, con el mantenimiento del número de quirófanos tanto para cirugías programadas -170 diarios- como para cirugías urgentes -16 diarios- con respecto a 2016.

También han mejorado los datos de estancia preoperatoria, pues pasan de una media de 1,18 días en 2016 a un día en 2017, y se ha mantenido también estable el número de quirófanos programados en horario de tarde, con 20 diarios. Las suspensiones quirúrgicas se han reducido hasta un 3,3 por ciento y el tiempo efectivo de utilización de los quirófanos se ha mantenido en un 76 por ciento.

Si se atiende a la demora media de los diferentes hospitales de la Comunidad, sólo tres superan la media de 78 días, concretamente el centro hospitalario en el que más tiempo hay que esperar es el de Salamanca, con 125 días, seguido del de El Bierzo (a pesar de su importante mejora), con 95, y el Hospital Universitario del Río Hortega, con 84.

Por debajo de la media de 78 días se encuentran el Complejo Asistencial Universitario de Burgos (69), el Complejo Asistencial de León (65), Santiago Apóstol de Miranda de Ebro (64) y el Hospital Clínico Universitario de Valladolid (63).

A continuación se sitúan el Complejo Asistencial de Segovia (57 días), el Hospital Santos Reyes de Aranda de Duero (50), los complejos asistenciales de Soria y Zamora (49 en ambos casos), el Complejo Asistencial de Ávila (48), el de Palencia (34) y el Hospital de Medina del Campo (34).

Por especialidades, las que más personas tienen en lista de espera son oftalmología (4.421), traumatología (4.107) y cirugía general y de aparato digestivo (3.159).

CUMPLIMIENTO DE PERYCLES

Por otro lado, el consejero de Sanidad ha destacado la tendencia positiva desde la puesta en marcha, desde abril de 2016, del Plan para la Reducción de Listas de Espera (Perycles), ya que ha habido una disminución de 8.717 pacientes, un 26,2 por ciento menos, y una disminución de la demora media del 8,2 por ciento, de siete días.

El consejero ha explicado que se ha reducido mucho más el número de pacientes que la demora media porque en las decisiones sobre prioridad en la intervención se tienen en cuenta criterios clínicos antes que otros de antigüedad en la lista. Así, dar cumplimiento al objetivo de intervenir antes de 30 días los casos prioridad 1 hace más lenta la reducción global de la demora media.

El Plan, cuyo plazo abarca hasta finales de 2019, los datos se van aproximando en los plazos marcados al objetivo final de disminución de la lista de espera del 32 por ciento con respecto a las cifras de su inicio. Para 2017 el objetivo era de 25.500 pacientes en espera -el resultado de 24.495-, una demora media de 71 días -el resultado es de 78- y el cien por cien de los pacientes prioridad 1 atendidos antes de 30 días -resultado alcanzado-.

El Plan se marcaba como meta lograr una demora media de 65 días y, aunque con una cifra global que todavía dista de ese objetivo, diez de los 14 hospitales públicos de Castilla y León ya se encuentran por debajo de esa cifra y once se sitúan por debajo de los 70 días.

Por otro lado, el consejero de Sanidad ha asegurado que la situación de Castilla y León con respecto al resto de comunidades autónomas es "relativamente favorable", según los datos de junio de 2017, últimos disponibles del Ministerio de Sanidad.

En concreto, el número de pacientes en espera (tasa por 1.000 habitantes) es en Castilla y León -10,97- un 18,3 por ciento inferior a la media del Sistema Nacional de Salud -13,43-. Castilla y León es la cuarta comunidad con menor número de pacientes (tasa) en espera de una intervención quirúrgica.

La demora media en Castila y León en junio de 2017 (80 días) era un 23 por ciento inferior a la media de las comunidades autónomas (104 días). Así, está más cerca de las comunidades con mejores resultados -Madrid y País Vasco con 48 días o Asturias (59-)- que de las comunidades con peores indicadores

-Canarias (179 días), Castilla La Mancha (177 días) o Cataluña (149)-. El tercer indicador también es más positivo en Castilla y León: el porcentaje de pacientes que esperan más de 180 días es del 9,1 por ciento, un 36 por ciento menos que la media nacional, que es del 14,3.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.