Según detalla el Ayuntamiento en un comunicado, en la actualidad, se está desarrollando un mapa de zonas en este distrito que incluya además la priorización de actuaciones en zonas verdes en función del trabajo de campo que se está desarrollando y de la situación que presentan en la actualidad.

Esta medida "supone igualar los servicios públicos en los barrios de Sevilla, de tal manera que no haya ciudadanos de primera y de segunda categoría en cuanto a la atención municipal", tal como ha asegurado el delegado de Hacienda, Joaquín Castillo (PSOE), que ha participado en la reunión con la Intercomunidad de La Oliva, junto al director general de Parques y Jardines, Adolfo Fernández Palomares.

Este mapa delimita zonas comunes que aun siendo de uso público, no son de titularidad municipal, lo que impide una adecuada prestación de los servicios públicos.

Para acceder a esta nueva situación hay que cumplir diferentes requisitos como que las edificaciones estuviesen levantadas sobre suelo urbano consolidado, que sus espacios libres estuviesen abiertos al uso común general, y que en tales zonas, el Ayuntamiento ya viniese realizando actos propios determinantes de una recepción tácita como la prestación de servicios municipales, otorgamiento de licencias, obras y actuaciones, entre otros.

Esta iniciativa del gobierno municipal para la recepción de la dotación de servicios públicos y ordenación de espacios sobre los que se no se produjeron un acto formal de recepción tras su construcción y puesta en servicio, fenómeno especialmente habitual en los años 70 y 80 del pasado siglo, parten del informe de la secretaría municipal que alertaba sobre esta situación.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.