La madrugada de este mismo martes, una mujer llamó al teléfono 092 alertando de que su expareja estaba golpeando la puerta de su vivienda desde el exterior para que le abriese la misma, pese a tener una orden de alejamiento. Momentos después, llegó al hogar una patrulla de la Policía Local, aunque los agentes no encontraron entonces a nadie golpeando la puerta.

Dado el caso, los policías contactaron con la mujer para asegurarse de que se encontraba bien, tras lo cual esta persona ratificó el contenido de su aviso telefónico y agregó que su expareja huyó al ser consciente de que se aproximaba la Policía.

Los agentes realizaron una inspección por todo el edificio y localizaron al presunto agresor en el rellano de pisos superiores, admitiendo este hombre que contaba con una orden de alejamiento respecto a su expareja.

Tras realizar las comprobaciones necesarias, los policías conocieron que dicha orden permanecía en vigor, de ahí que procedieron a su detención y a su puesta a disposición judicial. Asimismo, estos policías informaron a la víctima de los pasos a seguir para formalizar la denuncia de los hechos y de que agentes del Grupo Diana de la Policía Local, especializado en este tipo de delitos, le ayudarían en estas labores.

"Tolerancia cero con los agresores de violencia de género y protección máxima para las mujeres víctimas", ha comentado el delegado de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Carlos Cabrera.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.