Las investigaciones cuando una mujer detectó unos reintegros de su cuenta bancaria que no había realizado ni autorizado. La única persona que al parecer habría podido tener acceso a su tarjeta era el cuidador de su marido, con una discapacidad, y de ella, según han informado las fuerzas de seguridad en un comunicado.

Los agentes averiguaron que el cuidador del matrimonio, presuntamente, había realizado once reintegros en dos cajeros de la misma entidad bancaria. El sospechoso acompañaba a menudo al matrimonio a realizar gestiones a la entidad bancaria, ya que el hombre utiliza una silla de ruedas.

Asimismo, las extracciones se habían realizado durante las horas del descanso del mediodía del sospechoso o al finalizar su jornada laboral por las noches. El total de lo estafado suma 5.750 euros.

Los policías localizaron al joven durante la tarde del lunes y, tras las averiguaciones pertinentes, lo arrestaron como presunto autor de un delito de estafa. El detenido, sin antecedentes policiales, ha pasado a disposición judicial.

Consulta aquí más noticias de Valencia.